Sergio Leone, arquitectura, Japón y juegos de rol para los mundos de Emma Ríos

Ríos posa en la sala Siroco de Madrid. / J. R. Ladra Vídeo: J. R. Ladra / V. Carrasco

La prolífica autora gallega se inspira en el cine de samuráis y en su propia experiencia para crear sus cuidados trabajos de fantasía y ciencia ficción

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Contemplar el trabajo de Emma Ríos (Villagarcía de Arosa, 1976) es deleitarse con un dibujo mimado, pero también es descubrir otros lenguajes invitados para su cómic. Desde el 'Doctor Extraño' de la hiperconocida Marvel hasta sus recientes trabajos en Image (las series 'Bella Muerte' y 'Mirror') su lápiz transforma el blanco del folio en una fusión de personajes y universos fantásticos que consiguen estimular al lector desde un primer vistazo.

La incansable autora escribió y dibujó 'I. D.' (Astiberri, 2016), coedita con Brandon Graham la revista 'Island' y pone los lápices al servicio de Hewi Lim en 'Mirror' y la autora de 'Bitch Planet', Kelly Sue Deconnick, en 'Bella Muerte'. A pesar de tanto trabajo, sus obras no descuidan detalles que enriquezcan sus creaciones. «Yo soy una lectora bastante activa que me gusta leer las cosas y luego reelerlas y disfrutar un poco de los detalles. Creo que eso me pasa un poco como autora. Soy consciente de que hay algunas cosas que pueden llegar a ser un poco confusas o pasar desapercibidas en una primera lectura», reconoce Emma Ríos.

Imagen de la primera entrega de 'Bella Muerte'.
Imagen de la primera entrega de 'Bella Muerte'. / Astiberri

¿De dónde vienen los personajes y escenarios de la autora. «Depende un poco del libro», comienza la autora. «En 'Bella Muerte' la influencia principal era el cine porque cuando hablé con la autora, Kelly Sue (Deconnick), ella quería hacer algo histórico como de un jugador en Francia o Estados Unidos y yo le dije "pero si estoy con una tía de Kansas, por favor, vamos a hacer un 'western'"... porque a mí el género me gusta muchísimo», explica la autora gallega sobre una obra que fue candidata en varios apartados a los más grandes premios del cómic en 2014 (Eisner) y que ha recopilado Astiberri en España en los últimos tiempos. En la serie, se parte desde un ambiente del 'Salvaje Oeste' para transitar hasta un universo propio que entrelaza infierno y realidad. «Recuerdo que todo empezó con un artículo que le mandé del surrealismo en las 'pelis' de Sergio Leone, esa sensación de que cuando ves una 'peli' de Leone es muy diferente a la de John Ford, y no estoy hablando de que el tipo de cine sea diferente, sino de que la atmósfera es diferente porque tiene una sensación de irrealidad. A mí eso me pega mucho, me sale bastante natural trabajar por ahí», señala la dibujante gallega.

Viñeta de 'Bella Muerte'.
Viñeta de 'Bella Muerte'. / Astiberri

En 'Bella Muerte', Emma Ríos consigue equilibrar el interés por el dibujo y el texto con sus juegos narrativos y unos colores particulares. «La ficción se va construyendo un poco sola en base a esas 'pelis', a ese ritmo. Me gusta mucho el cine antiguo japonés, las películas de samuráis. Es algo que me flipa, me parece como lo más épico: esos silencios, esos duelos en que están los dos tipos separados y ves la hierba, una olla a presión que percibes y luego explota», comenta quien consigue que el estilo cinematográfico comparta escenario con el leguaje del cómic. Esos espadachines se reflejan en sus pistoleros.

Ejemplo de 'Bella Muerte'.
Ejemplo de 'Bella Muerte'. / Astiberri

En 'Mirror', otra serie comenzada en los últimos tiempos, se unen una una gallega a los pinceles y una japonesa (Hwei Lim) con los guiones para crear una nueva mitología. «En el tema de las criaturas es inventar un folclore con algún elementillo muy de aquí o de Galicia como el Cantar de Cego o cositas a así, es el imaginario que se nos va ocurriendo», señala Ríos. Hay mucho trabajo de preparación y de creación de un mundo nuevo para que todo encaje. «Es lo más bestia que he hecho a nivel atmosférico, aunque al principio no salimos apenas del asteroide. Está desarrollada la política, el tema cultural, religioso, el sistema de planetas y eso está todo escrito, dibujado y es una salvajada, pero es muy divertido. Me gusta jugar al rol en general y eso se refleja en la forma en que dibujo y escribo porque trabajo desde dentro de los personajes y con el entorno más que hablar desde la literalidad y con voces en 'off' diciendo lo que pasa», comenta Ríos para desvelar otra de sus fuentes de inspiración.

'Mirror 1'.
'Mirror 1'. / Astiberri

En 'Mirror', hay una historia para la que miró a Hayao Miyazaki y su Studio Ghibli, aunque con su apunte personal. La luz del país del Sol Naciente es innegable para una dibujante que conoció a su compañera de mancheta en Japón. «La gente me dice que se lee bastante como un manga, muy rápido a pesar de que tiene una carga de texto bastante bestia. Me gusta bastante esa narrativa. Me interesa la descomprensión del manga, yo no tengo tanto espacio como ellos (yo no puedo utilizar 250 páginas), así que lo que al final lo que hago es descomponer muchísimo la acción en las propias viñetas y por eso me salen estas páginas con 13 o 14 viñetas», explica.

'Mirror 1'.
'Mirror 1'. / Astiberri

Otros autores aparecen también su retina a la hora de afrontar diferentes proyectos. «Para 'Doctor Extraño' me inspiraba en la parte de (Steve) Ditko y Gene Colan, que como dibujantes me parecen brutales», explica la mujer a la que Marvel eligió cuando el personaje iba a resurgir en el cine de la mano del popular Benedict Cumberbatch. «Es cierto que el tema fantástico me divierte hacerlo, pero 'I. D.' es ciencia ficción con dos tipos sentados con una mesa. Parece que cuando escribo yo hago cosas superaburridas para mí de dibujar, pero 'I. D.' era otro rollo, una distopía que era básicamente el mundo real y un poco cambiado el contexto con lo que se iba contando, pero no hago un gran despliegue imaginario ahí», contrapone Ríos.

Ejemplo de viñeta de Emma Ríos en Doctor Extraño.
Ejemplo de viñeta de Emma Ríos en Doctor Extraño.

El último apunte de las musas de la autora procede de su propio currículum, ya que Emma Ríos cursó la carrera de Arquitectura antes de dedicarse por completo a los tebeos. «Mis estudios me hicieron ser bastante más consciente de la actitud del espacio. Cuando estás empezando a dibujar, sobre todo cuando leías manga de pequeño, tiendes a acercar mucho la cámara porque a ellos les interesa mucho el rollo emocional, los ojos, la boca... y sin embargo, yo soy bastante consciente de ese error que cometía al principio y he ido trabajando con esa sensación y con ir alejando el plano y hacer a los personajes muy pequeñitos y crear esa sensación de espacio», avisa. «En 'I. D.' tiene un papel superimomportante el tema de la calle y de los picados. Es cierto que en 'Bella Muerte' ha estado en un entorno bastante rural hasta ahora, pero normalmente trabajo con planos con todas las escenas viendo por dónde se van a mover y diseñando los espacios por donde están», indica.

I. D.
I. D. / Astiberri

Arquitectura, juegos de rol, Japón, cine... Todos se unen como fuente de inspiranción y Emma Ríos seguirá con los proyectos de 'Bella Muerte', y 'Mirror', aunque es probable que sus fórmulas sean diferentes en algunas entregas futuras. «Son cosas de ir probando, yo creo que va a ir cambiando mucho hasta que deje de dibujar, el caso es ir aprendiendo y no quedarse quieto», alerta.

Portadas de 'Bella Muerte', 'Mirror 1' e 'I. D.'. / Astiberri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos