El cómic celebra el centenario del rey de los dibujantes

Kirby dibuja junto a Joe Simon. /AP Photo
Kirby dibuja junto a Joe Simon. / AP Photo

Numerosos autores recuerdan a Jack Kirby, un creador de mundos legendario

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

En una habitación de Nueva York de un hijo de inmigrantes polacos surgió uno de los mejores artistas del siglo XX. Porque allí el pequeño Jacob Kurtzberg (Nueva York, 28-8-1917;-Thousand Oaks, 6 -2-1994) se enamoró de las viñetas leyendo el Flash Gordon de Alex Raymond y decidió que su vida sería dibujar y cien años después de su nacimiento no sólo se puede constatar que se hizo un profesional del lápiz sino que cuenta con el reconocimiento y admiración de todas las generaciones posteriores firmando sus creaciones como 'Jack Kirby'.

«Me enganché a Kirby y a Marvel a primera vista; nunca había visto nada como aquello, nunca vi un despliegue de poder y fuerza así y el modo en que representaba un mundo más grande que la vida, nunca. Ya era un fan de los tebeos antes. Jean Giraud, Uderzo, o Carlos Giménez fueron mis ídolos cuando era un chaval y Kirby se ganó el primer puesto en mi mitología personal desde el primer minuto», explicaba el veterano español Carlos Pacheco en la web oficial de Marvel como recordatorio en el centenario.

El Capitán América (con Joe Simon), Los Cuatro Fantásticos, Thor, Hulk, el Doctor Muerte o Pantera Negra se deslizaron por sus dedos desde su cerebro hasta el papel en una paternidad a veces compartida y discutida durante décadas con Stan Lee -que todavía no ha sido resuelta porque sus descendientes pugnan todavía por unos derechos de autor que reclamó Kirby en vida-. En aquellos tiempos, Lee lanzaba un argumento a sus dibujantes y esos eran los que adaptaban la historia a su modo en las páginas en blanco, así que el porcentaje de autoría quedaba en el aire. Pero la paternidad que nunca será discutida será la de la influencia de sus trazos, la evolución del colosalismo de Raymond hacia el patrón de los superhéroes. Algunas de sus dobles páginas son llaves maestras del género. «Kirby era la base de cada artista de Marvel. Ha sido el terreno donde todos cultivaron su estilo personal, profesionales y aficionados. El diseño de personajes, la tecnología, los ángulos, los tiros de cámara o los puntos de vista proceden de aquel Kirby», describe Pacheco.

Algunas páginas y portadas de Jack Kirby. / Archivo

Kirby contribuyó al inicio de la era de los superhéroes en Marvel después de su paso por otras producciones como 'Popeye' o ilustraciones románticas. Antes de reflotar La Casa de las Ideas, aquel tipo menudo formó una familia con cuatro hijos después de combatir en la II Guerra Mundial. También trabajó un tiempo en DC, donde le prometieron libertad y creó el universo de 'El cuarto mundo'. Algunas de sus dobles páginas son llaves maestras del género. Entre sus experimentos se atrevió a desarrollar 'Kamandi', ese particular planeta de los simios. Su mayor aportación fue que él, que creó a Galactus, el devorador del mundos, fue capaz de convertirse en el creador de universos. Charles Dickens, William Shakespeare, Walt Whitman y Joseph Conrad asomaban por las estanterías de su estudio y por los submundos de sus hijos de tinta. «Jack Kirby no pasó su carrera dibujando los dibujos de otros y tampoco deberías hacerlo tú. Hay que honrar al hombre creando algo», reivincidó en su cuenta de Twitter Robert Kirkman, autor de 'Los muertos vivientes'.

Trabajador incansable, presumía de dibujar tres páginas diarias mientras atendía a su familia numerosa. Seguidor de la filosofía del 'objetivismo', trató de introducir algunos de sus conceptos en las viñetas pero se negó a adaptar 'El manantial', la biblia del pensamiento. Su silueta con un puro en la boca se convirtió en icónica al trasladarla a sus autorretratos en algunas páginas especiales, aunque era la menos fantástica de sus ocurrencias. «La puerta del estudio de papá estaba habitualmente cerrada. No era para mantener en silencio, era para salvarnos de su tabaco», recordaba en 2012 su hijo Neal Kirby, en LA Times.

En la industria pronto se le sustituyó la mención de Kirby por 'The King' en reconocimiento a su reinado con los pinceles. Nadie discute su título virtual de 'rey de los dibujantes de cómics'. Su legado cuenta con varios premios con su nombre y un museo virtual que ofrece exposiciones para reflejar su aportación a la cultura. «Casi todo lo que hoy distingue al 'comic-book' surgió durante los años 40 del escritorio de Jack Kirby», escribe en su biografía Mark Evanier.

No hay autor actual que no reconozca su influencia. «¡Celebrando el cumpleaños número 100 de Jack Kirby y todas las creaciones que nos dio! ¡Es una constante fuerza de inspiración para mí!», escribió Jon Schnepp, director del documental 'The Death of "Superman Lives": What Happened?'. «Cuando me vienen a la mente dioses imaginarios Kirby es el padre de todos. Feliz cumpleaños, Jack», recuerda en las redes sociales Jason Aaron, uno de los guionistas más exitosos de la actualidad. «Mi referente universal en cuanto a tebeo de ciencia ficción estéticamente es Jack Kirby», señala Albert Monteys, el autor español que ha sido reconocido por '¡Universo!' como uno de los mejores cómics en línea del mundo.

El legado del rey es extenso aunque bien resumido por su hijo: «Mi padre dibujó cómics a lo largo de seis décadas diferentes y llenó los cielos de nuestra imaginación colectiva con héroes, dioses, monstruos, robots y extraterrestres. La gente me pregunta todo el tiempo cómo un hombre podría haber soñado y dibujado tanto. La mejor respuesta que puedo ofrecer es la que escuché hace unos 50 años: "No te olvides: 'Superhéroe'"».

Fotos

Vídeos