Carlos Aganzo cuenta su biografía a través de su poesía

Carlos Aganzo, momentos antes de la presentación de su libro, en el restaurante Llantén. / Henar Sastre

El poeta y director de El Norte presentó ayer, 4 de julio, el libro 'Ícaro en los ojos', una selección antológica de sus textos poéticos

SAMUEL REGUEIRAValladolid

El poeta y director de El Norte de Castilla Carlos Aganzo presentó ayer en el restaurante Llantén la antología ‘Ícaro en los ojos’, recopilación en un único volumen del grueso de su obra lírica escrita entre 1983 y 2014. El libro, editado este año por Vitrubio, reconstruye la transformación poética del periodista y escritor desde 'Ese lado violeta de las cosas’ (dividido, en este trabajo, en las dos partes ‘Canto de difuntos’ y ‘Canto carnal’) hasta su obra ‘En la región de Nod’, ganadora del XVII Premio de Poesía Ciudad de Salamanca.

«La poesía es siempre biografía», resumió Aganzo en la presentación de este libro, desarrollada en el jardín del restaurante junto a Fernando Conde, periodista y director del Aula de Cultura, y Pablo Méndez, responsable de Vitruvio: «Esta selección de textos refleja con precisión la evolución de este poeta a lo largo de los años», declaró el editor al comienzo del acto, al que acudieron colaboradores y responsables de sección de El Norte de Castilla, así como distintas personalidades de la cultura local, regional y nacional.

A lo largo de las más de doscientas cincuenta páginas que componen este libro, la evolución lírica de Aganzo se dibuja a través de los versos que fluyen serpenteando entre el intimismo personal y la apelación sensible a la naturaleza y al mundo en torno al poeta en ‘Manantiales’. Su canto planea a lo largo de un vuelo como el de Ícaro, de lo profundamente terrenal a lo elevadamente tórrido y pasional, jalonado por los textos de ‘Como si yo existiera’, así como en ‘La hora de los juncos’, donde toma cuerpo la prolongación espiritual de ‘Manantiales’.

Tras esta aproximación al cálido núcleo de la poesía llega la precipitación tonal y temática en la personalísima ‘Caídos ángeles’, como ya adelantan las iniciales compartidas entre el título y el autor; una galería de personajes oscuros o derrotados que en su día volaron y que en el poema contemplan la vida desde el vacío. ‘Las voces encendidas’, ganador del Gil de Biedma, profundiza entre acordes de jazz en la figura del ser humano, una colección que no renuncia a la búsqueda de la belleza de la palabra, justificación expletiva dentro del territorio de la poesía. Sin soltar del todo este nuevo bramante, un conato de regreso a los orígenes cristaliza en ‘Las flautas de los bárbaros’, premio Universidad de León de Poesía. ‘Ícaro en los ojos’ se cierra con textos de ‘En la región de Nod’ y ‘Meditación frente al sepulcro’, ambos de fuertes resonancias bíblicas.

Carlos Aganzo también es autor de ‘Improvisaciones’, una biografía en torno al músico de flamenco-jazz Jorge Pardo.

Fotos

Vídeos