Abbapalabra, una invitación a conocer al otro

Desde la izquieda, Victoria Soto, Marta Miranda, Ricardo Rojas, Mario Alonso, Álvaro Mata y Leandro González. /Henar Sastre
Desde la izquieda, Victoria Soto, Marta Miranda, Ricardo Rojas, Mario Alonso, Álvaro Mata y Leandro González. / Henar Sastre

Hoy comienzan los recitales públicos del festival que ha saltado de América a Castilla y León

Valladolid

Hay corredores poéticos que conectan cárceles, centros de refugiados, escuelas en medio del desierto o minorías indígenas en América Latina. Hay experiencias en torno a la palabra como herramienta para reconstruir al individuo en su condición de miembro de una comunidad y sus lazos con el resto de la sociedad. Tienen diferentes nombres e historias pero han confluido en el festival Abbapalabra. Antes de cumplir sus 15 años, ha venido a España, en concreto se ha estrenado en Castilla y León.

Álvaro Mata, su promotor, junto a varios poetas sudamericanos, ya han desarrollado la primera parte de este programa en cuatro centros educativos de Valladolid, Segovia y Zamora. Esta segunda semana está dedicada a los recitales en institutos y centros cívicos.

Mata, poeta costarricense, fue el fundador de este festival en México. «Lo que he encontrado en las charlas acá no es tan diferente de lo de allá. Hay diferencias económicas, sociales, pero no humanas. Lo que hemos constatado es que la literatura nos abre una puerta por la que podemos volver a encontrarnos con el otro en nuestra humanidad, que a través de la palabra podemos recuperar las cosas fundamentales apartando la indiferencia y la bestialidad. En esta devaluada humanidad que vivimos ahora, la poesía logra entrelazar a la gente de otra manera. Tocamos fibras humanas que requieren una reformulación», explicó ayer Mata en la Casa de Zorrilla. Junto a él, el poeta mexicano Mario Alonso, que trabaja con Álvaro desde hace 13 años. «Fui a Bogotá y analicé los dos grandes festivales colombianos. Pero a los escritores se nos presenta otra cuestión ¿para qué escribir si no te leen? En México tenemos más premios que lectores. Yes que el escritor habitualmente se encierra y nuestra idea era ir a la fuente, al público allá donde esté y que la poesía sea nuestro vínculo con ellos. La palabra debe regresar a la hoguera donde la gente comparte cosas».

Marta Miranda y Ricardo Rojas aportan su experiencia en Argentina, donde trabajan con comunidades marginales de Buenos Aires y Mendoza, fundamentalmente. «La primera operación de una sociedad con los desfavorecidos consiste en quitarles la palabra propia. Nosotros queremos devolvérsela, provocar su discurso mediante el diálogo con los escritores, que a su vez contactan con público real. Vamos a lugares donde nadie va, justo porque allí fracasó el sistema», contó Ricardo. Marta subrayó el puente entre derechos humanos y cultura. A reforzar ese puente en varios institutos de Delicias y Pajarillos, en Valladolid, y en Zamora y Carbonero el Mayor (Segovia) se ha dedicado este I Abbapalabra en Castilla y León patrocinado por el Ayuntamiento de Valladolid y la Consejería de Cultura. A los poetas citados, se unirán Fermín Herrero, Carlos Aganzo y Alfredo Pérez Alencart. Fernando Rey, consejero de Educación, inaugura hoy los recitales en el Centro Cívico de Pajarillos, a partir de las 11:30 h.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos