Los tres pilares de los treintañeros

La cantautora y escritora Zahara.
La cantautora y escritora Zahara. / Efe
  • La compositora Zahara publica la novela ‘Trabajo, piso, pareja’, en la que reflexiona sobre una generación que tiene dificultades para conciliar las ambiciones profesionales y la vida personal

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

‘Libertad, igualdad, fraternidad’; ‘Familia, patria, trabajo’; 'Dios, patria, rey'… Los lemas compuestos por tres palabras siempre se han utilizado para resumir los sentimientos y las ideas de una época. ‘Trabajo, piso, pareja’ (Editorial Verso y cuento) son las tres palabras que elige la cantautora Zahara (Úbeda, Jaén, 1983) para titular su segundo libro (tras ‘Semaforismos y garabatonías’), una novela generacional sobre los treintañeros de la segunda década del siglo XXI.

“Son los tres pilares fundamentales de nuestra generación. Trabajo, porque nuestros padres han trabajado de lo que han podido, pero nos han inculcado el sueño de que nos sintamos realizados con nuestro trabajo, aunque muchos de nosotros incluso no lo tengan. Piso, porque aún está mal visto que no nos compremos piso, pero muchos de nosotros preferimos vivir de alquiler. Y pareja, porque la mayoría de nuestros padres solo han tenido en su vida una relación y han aguantado, y eso choca con nosotros, que ya sea vía ‘app’ o vía ‘bar’, siempre estamos buscando algo mejor que lo que tenemos, aunque no nos convenga”, explica Zahara, que reflexiona en su novela sobre la dificultad de conciliar las ambiciones profesionales y la vida personal y sobre la inestabilidad de la vida actual en comparación con la de las generaciones anteriores.

“Nos quejamos de la falta de estabilidad, pero a la vez, no queremos repetir los patrones de nuestros padres. En esa búsqueda individual nos estamos privando de cosas que seguro que nos gustaría hacer”, cuenta la escritora y compositora, que reconoce que su obra “habla de problemas del Primer Mundo”, pero se siente satisfecha de que tantos lectores se sientan identificados con sus pensamientos. “Encuentro a mucha gente que me dice: ‘Si esto lo hubiera leído mi ex’ o ‘Esa frase resume lo que siento’. Para mí, eso es una gran satisfacción”.

La novela está escrita en dos voces, una femenina y otra masculina, aunque Zahara asegura que no le ha costado meterse en la piel de un hombre. Primero, porque, dice, por su vida “han pasado muchos”. Y también, “porque soy una persona que le da muchas vueltas a las cosas, trato de no herir la sensibilidad de nadie y procuro siempre poner en el lugar del otro”, asegura; “en las discusiones siempre acabo pensando que no tengo razón”.

“Además, la novela tiene varias capas y cada uno se puede quedar con la que quiera. Hay entretenimiento, hay una parte poética y también hay una reflexión sobre por qué la cagamos continuamente en nuestra vida”, añade.

El salto de la música a la literatura le ha supuesto un reto. Cuenta Zahara que tenía tres ideas principales para hacer una novela, aunque los miedos no tardaron en aparecer. “Cuando escribía, a veces me sentía una intrusa y pensaba: ‘Seguro que alguien se le ha ocurrido algo mejor’”, bromea. Para ella, la principal diferencia entre componer una canción y escribir un libro es que sus canciones funcionan como “catarsis” (“ahí cuento lo que he vivido”, señala) y el libro “es una reflexión más pausada que no me ha supuesto un desahogo”.

Ajena a las grandes discográficas, Zahara creó su propio sello, y asegura que es la mejor decisión que ha tomado. “No lo pensé demasiado. Hice lo que sentí que tenía que hacer. Más que algo valiente, fue algo egoísta porque pensaba que si no lo hacía, no iba a poder dormir tranquila. Lo bueno ha sido que ha funcionado”, argumenta. Zahara ha publicado seis discos, ha colaborado con artistas como Love of Lesbian, Quique González, La habitación Roja o Miss Caffeina y se ha convertido en uno de los referentes de la música indie española.