Juan José Millás: «Tengo tanto de adolescente...»

El escritor Juan José Millás.
El escritor Juan José Millás. / Efe
  • El escritor valenciano se adentra en la literatura juvenil con 'Mi verdadera historia', el retrato de un niño envuelto en la culpa

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Todos los adolescentes tienen secretos, cree Juan José Millás. A veces, cumplidos ya los 40, los confiesan en una cena, a veces viven con ellos su vida entera, pero los secretos siempre dejan un sentimiento de culpa en ese futuro adulto que todavía está en construcción. “A ninguna edad se sufre tanto como en la infancia”, cree el escritor valenciano (1946), que publica 'Mi verdadera historia. Y tú… ¿Qué escondes?' (Seix Barral), su primera incursión en la literatura juvenil.

En su nuevo libro, Millás se mete en la piel de un niño de 12 años que deambula por un puente sobre la autopista con la idea de lanzarse y matarse. Mientras, decide lanzar una canica a la carretera, “solo para comprobar si funciona la ley de la gravedad”, y este hecho nimio ocasiona un accidente en el que mueren todos los ocupantes de un coche, una familia, salvo la hija, casualmente de la misma edad que el suicida frustrado. Desde ese sobrecogedor inicio crece una obra que entronca con el género de la novela de iniciación, tradicional en el mundo anglosajón y menos popular en la literatura latina.

“En España, los escritores de novela, en general, han considerado la literatura juvenil como un género menor, algo que a mí siempre me ha extrañado mucho”, asegura Millás, que cree, yendo más allá, que “no existe una literatura propia para jóvenes, sino solo una literatura buena o mala”. Así, cita a Truman Capote, Mark Twain, Roald Dahl o Elvira Lindo (“una excepción en España”) como ejemplo de autores que supieron llegar al público juvenil con obras de calidad, escritores que “no se quedan en los clichés de un niño, no lo esclerotizan”. “Entre las novelas de iniciación nosotros tenemos ir a los clásicos, al ‘Lazarillo’, porque en el siglo XX nos hemos quedado fuera”, subraya el autor de ‘La soledad era esto’ o ‘Dos mujeres en Praga’, entre otras obras, que han sido traducidas a 23 idiomas.

‘Mi verdadera historia’ es puro ‘universo Millás’, un mundo en el que la línea entre la realidad y la ficción es borrosa. El protagonista lee los mismos libros que su padre, crítico literario, y se va identificando con sus títulos: ‘El idiota’ y ‘Crimen y castigo’, de Dostoyevski, van conformando también la biografía del joven, con el que el escritor comparte rasgos. “Tengo tanto de adolescente...”, confiesa. “La adolescencia es una edad de la que no se sale nunca”, asegura Millás, que cree que el mundo en general se encuentra en un proceso de “normalización” que hace más difícil “vivir en los márgenes”.

“Antes se podía ser un ‘marginal’, que además, eran las personas que acababan cambiando el centro, pero los márgenes se están estrechando y nos estamos volviendo homologables”, asevera, antes de reflexionar sobre el azar como parte decisoria de cualquier vida humana: “A medida que uno se hace mayor, se da cuenta de que los acontecimientos más importantes son causa del azar, aunque una parte de él también sea controlable. Pero sería insoportable pensar que solo somos marionetas en manos del azar”.

Millas asegura sentirse “muy contento” con su novela, que definiría, dentro de su peculiar clasificación literaria, como un “libro insecto”, que aúna sencillez y complejidad, y aspira a que la obra pueda utilizarse en los colegios e institutos, como ya ocurre con muchas de sus columnas, usadas por los profesores, para ayudar a los adolescentes.