Saint-Exupéry sobrevuela el Biblioteca Breve

Antonio Iturbe.
Antonio Iturbe.
  • Antonio Iturbe gana el premio con una novela «épica y moral» sobre el legendario aviador y escritor

  • Aventura e historia se funden en un relato sobre los heroicos pioneros de la aviación

Antoine de Saint-Exupéry es un personaje más que novelesco. Icono de la literatura del siglo XX, es también protagonista de 'A cielo abierto', la novela con al que Antonio Iturbe (Zaragoza, 1967) se adjudicó por unanimidad el Premio Biblioteca Breve este lunes. Dotado con 30.000 euros, amparado por Seix Barral y con 780 aspirantes, el jurado destacó en la novela de Iturbe "la cuidada recreación de la figura de Saint-Exupéry y el tratamiento narrativo de la épica de los primeros años de la aviación civil". Algo que Iturbe, también periodista, logra en "una novela de arriesgadas aventuras, moral, con un fiel trasfondo histórico", y "divertida, trepidante y encantadora" según el jurado.

Iturbe presentó con el título provisional de 'La casa del cine' y bajo el seudónimo de Jerónimo Gracia una novela que es, en esencia, la historia de una amistad. La que unió a tres amigos -Jean Mermoz, Henri Guillaumet, y Saint-Eexupéry, alias Tonio- que con sus hazañas y sus trágicas muertes marcaron la historia de la aviación y las comunicaciones. Los tres eran pilotos de la línea aérea Letécoère, germen de Aeropostale y de Air France. Hicieron historia abriendo nuevas rutas a África y lograron cruzar el Atlántico y la cordillera de los Andes por primera vez.

Confiesa Iturbe, que se que su fascinación por Sanit-Exupéry partió de la lectura infantil de 'El Principito. Un encantamiento que creció al devorar toda la obra del piloto y narrador francés y con la aproximación a su leyenda. Tanto, que asegura tener con el autor de 'Vuelo nocturno' y 'Tierra de hombres' "una relación más profunda que con la mayoría de las personas que conozco en mi vida cotidiana".

En el aire

Palmira, Dakar, Cabo Juby, Buenos Aires, Río de Janeiro, Barcelona, Casablanca, Nueva York o Túnez son escenarios de una aventura con accidentes, secuestros, rescates, aterrizajes forzosos y amores difíciles descritos "con un lenguaje vertiginoso". "Nada es firme, nada es solido en este relato, como en la vida, en la que todo es volátil" dice el autor de una ficción " que no una biografía, en la que la geografía de las vidas de los legendarios aviadores se va desplegando como una alfombra voladora". Sobre ella sitúa Iturbe a unos héroes "que viven en el aire" pero de los que aborda también su parte oscura. "Es también una novela moralista", advierte.

La novela evoca la escritura de 'El Principito' y las demás obras de su autor, y asegura Iturbe que su autor "tenía esa virtud de los niños de no agotar jamás su capacidad de asombro". "Es fácil encontrar literatura de prestigio del asco de vivir, pero mucho más difícil hallar una

literatura del asombro de vivir" dice de un novela "teñida de melancolía ". Cuenta la "historia interior" de los protagonistas, "la que no pueden contar los biógrafos ni los historiadores", dice Iturbe, que se presenta como "un Mortadelo del periodismo cultural" obligado por las circunstancias a "ponerme todos los disfraces del oficio para salir adelante".

"La amistad, los sueños imposibles, la pasión el amor y el placer de volar bajo un cielo hermoso y cargado de misterio" son, según sus editores, los mimbres de la narración que se inicia en 1923 y estará en manos del lector el 7 de marzo. Retrata una época y homenajea a la literatura "entendida como la búsqueda del instante luminoso en que el escritor y el lector se encuentran", según su autor.

Amasar

Cobrador de recibos y pinche en un horno panadero en sus años de estudiante de periodismo, cree Antonio, 'Toni', González Iturbe que "escribir un libro es como hacer un pan". "La medida de los ingredientes es importante, pero luego hay que amasar para que todo se amalgame", labor crucial a la que en esta caso ha dedicado cuatro años.

Lleva Iturbe más de dos décadas dedicado al periodismo cultural en medios como El Heraldo, El Periódico, la revista de cine Fantastic Magazine y, sobre todo, en la revista Qué Leer, de la que fue director. Zaragozano crecido y formado en la Barcelona más popular, se dio a conocer como novelista con 'Rectos torcidos' (2005), a la que seguirían 'Días de sal' (2008) y 'Las biblioteca de Auschwitz', basada en la historia real de Dita Dorachova, una cría checa de 14 años llevada junto a su familia al campo de exterminio, publicada en un decena de países y premiada por su valores. Es autor de la serie de libros infantiles 'Los casos del Inspector Cito', traducida a cinco lenguas, y de la serie 'La isla de Susú'. Dirige hoy la revista 'Librújula' y es firma habitual en media docena de medios y suplementos culturales. Un oficio que ahora alterna con la docencia.

Iturbe toma el testigo de Ricardo Menéndez Salmón, galardonado con el Biblioteca Breve en 2016 por su distopía 'El sistema'. El jurado que premió a Iturbe estuvo en esta edición formado por el poeta, académico y editor Pere Gimferrer, los narradores Fernando Aramburu y Manuel Longares, la librera Lola Larumbe y la editora Elena Ramírez.