El Norte de Castilla

Las obras de Unamuno, Valle-Inclán, Lorca y otros 374 autores españoles pasan a dominio público

Miguel de Unamuno, en La Flecha.
Miguel de Unamuno, en La Flecha. / José Suárez / EFE
  • En el caso de los autores fallecidos antes de diciembre de 1987, el plazo de vigencia de dichos derechos es de 80 años

Las obras de Miguel de Unamuno, Ramón del Valle-Inclán, Federico García Lorca, Pedro Muñoz Seca, Ramiro de Maeztu y otros escritores, pintores, fotógrafos pasan desde este domingo, 1 de enero, a estar libres de derechos de autor, al cumplirse el plazo de 80 años a partir del fallecimiento del autor que dicta la ley.

En total, son 377 los autores españoles cuyas obras pasan desde este 1 de enero a estar libres de derechos, según el listado que publica la Biblioteca Nacional de España, precisamente el mismo año en que comenzó la Guerra Civil, en la que algunos de ellos fueron asesinados por uno u otro bando.

De hecho, en la lista figuran desde escritores, pintores, arquitectos u otros artistas hasta políticos, religiosos y militares, entre estos últimos algunos de los que se sublevaron contra la República como el general Fanjul (también figura su hermano, el sacerdote dominico Alfredo Fanjul), cuyos escritos están también desde este domingo libres de derechos de autor.

Junto con estos, están también José Manuel Aizpurúa, Ricardo de Aguirre, el padre Rafael Alcocer, José Calvo Sotelo, José Canalejas, Blas Infante, José Antonio Primo de Rivera (y su hermano Fernando Primo de Rivera), Onésimo Redondo, José Sanjurjo o los pintores Álvaro Alcalá Galiano o Alfonso Ponce de León, entre otros muchos.

En España, el plazo en el que expiran los derechos de explotación de las obras es generalmente de 70 años a partir de la muerte del autor, aunque en el caso de los autores fallecidos antes de diciembre de 1987, el plazo de vigencia de dichos derechos (que pueden ser ejercidos por los sucesores o poseedores de dichos derechos) es de 80 años, tras los cuales, cualquiera puede utilizar libremente las obras también con fines comerciales.