El Norte de Castilla

Federico Gallego, Premio de Poesía Villa del Libro
/ Federico Gallego Ripoll, poeta. El Norte

Federico Gallego, Premio de Poesía Villa del Libro

  • El poeta manchego define su poemario 'Quien dice sombra' como «un propósito de sencillez, de transparencia»

Federico Gallego Ripoll con su poemario ‘Quien dice sombra’ ha sido el ganador del IV Premio de Creación Literaria Villa del Libro. El jurado ha destacado la obra ganadora por ser «una precisa reflexión en torno al paso del tiempo, sus implicaciones poéticas y metafísicas. El poemario tiene una estructura muy coherente, cuya lectura se llena de sentido conforme avanza, adquiriendo una dimensión universal. El libro, además, se construye con una precisión impecable, desde las grandes lecturas clásicas y modernas, a través de un estilo propio y luminoso». El poemario del manchego se impuso entre los 329 recibidos.

Federico Gallego, que reside en Mallorca, recibió la noticia en su tierra natal, de vacaciones navideñas ya. «No tengo una idea previa cuando escribo poesía, es algo que se va haciendo día a día en una construcción casi inconsciente. Los poemas son hechos aislados a los que, en un momento dado cuando llevo entre 15 y 20, los encuentro una unidad. En mi caso los títulos no son tan significativos como el orden y la estructura», explica este veterano autor que lleva publicando desde 1981.

En el caso del poemario ganador, de ‘Quien dice sombra’, «no hay una idea concreta, el sentido viene de la experiencia cotidiana en un momento vital con bastantes años en el que la propia inercia del camino te lleva a ver que estás saliendo del bosque. Te vas despojando de cosas, de añadidos, de retóricas, tanto vitales como poéticas y buscas la claridad, la transparencia. Este libro es un propósito de sencillez, de transparencia, un viaje a lo esencial de lo que la vida te va ofreciendo o permitiendo. Porque la vida se construye también a base de pérdidas, de adelgazamientos, de debilidades. Hay que encontrar la fuerza de las cosas sencillas, de la esencia, para que te ayude en el tiempo que te queda», explica.

‘Quien dice sombra’ está estructurado en tres partes. «Una primera de poemas silenciosos, los títulos son apenas una palabra, a veces en latín, entre paréntesis y en cursiva. Buscan la sutileza. Ahí estoy adentrándome en el bosque. Una segunda, en la que se expresa el fluir hacia lo líquido, lo aéreo, la expresión se va adelgazando, como una sombra que huye. Y la tercera hacia lo pequeño, el valor de lo cotidiano».

Federico Gallego fue miembro fundador del Aula de Poesía de Barcelona y es autor de una extensa obra poética, que se inició en 1981 con ‘Poemas del Condottiero’, y con la que ha conseguido premios como el accésit del Premio Adonais por ‘Crimen pasional en la plaza roja’ (1985), el premio Feria del Libro de Madrid por ‘La sal’ (2000) o el premio San Juan de la Cruz por ‘La torre incierta’ (2004).

«No es que me guste concursar, agradezco los premios, claro, pero así como el primer libro fue fácil publicar, después fue más complicado si quería mantener mi poesía. Encontré la posibilidad de publicar a través de los concursos sin tener que modificar mi obra. Yen esa vía voy teniendo fortuna».

El jurado de esta cuarta edición del premio estuvo presidido por Angélica Tanarro, redactora jefa de Culturas de El Norte, y como vocales por César Antonio Molina, Antonio Piedra, José Manuel Martín Portales y Willinton Triana Cardona. El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, ostenta la presidencia de honor.