El Norte de Castilla

Aitana Alberti León.
Aitana Alberti León. / Henar Sastre

«Mi madre era una escritora excepcional, le tengo una admiración ilimitada»

  • Aitana Alberti León presentó ayer en la sede de IU en Valladolid su antología poética y reivindicó el legado literario de Teresa León

Aitana Alberti León (Buenos Aires, 1941), hija de los escritores Rafael Alberti y Teresa León, presentó ayer en la sede de Izquierda Unida en Valladolid su antología poética ‘Amazona en la Centella’, un libro, recordó, en el que incluye desde los poemas más tempranos a los más actuales sobre las guerras de Irak. «Los primeros poemas los escribí entre los 12 y los 13 años en un cuaderno que mi padre me regaló y lo guardaba en sitios misteriosos; se los enseñé, me dijo que le habían sorprendido, los seleccionó e hizo un primer libro con ellos», afirmó.

El acto de ayer se inscribe en la gira que está realizando por ciudades españolas para rendir tributo a su madre, María Teresa León, con la presentación de tres de sus obras: ‘El gran amor de Bécquer’, ‘Los inquilinos de la soledad’ y ‘La memoria dispersa’.

«De la prosa de mi madre lo que más me impresiona es su modernidad extraordinaria, cuando la releo después de ver libros de autores contemporáneos me pregunto cómo mi madre pudo llegar a esta pureza del lenguaje, a estas expresiones. Era una escritora excepcional, le tengo una admiración ilimitada y hago todo lo que puedo para que su legado se difunda», comentó.

No detecta en su obra Aitana Alberti León ninguna influencia literaria de sus progenitores. «He intentado que mi padre no me condicionara, de hecho mi poesía no tiene ningún eco de la suya; he sido muy cuidadosa en evitar esto, aunque no es algo que me hubiera disgustado si me hubiera nacido espontáneamente la influencia, pero no ocurrió, era una cosa que incluso mi padre me comentaba. De hecho lo que le sorprendía de mis poemas era precisamente eso y por ese motivo justamente quiso publicarlos», señaló.