Junta y Editores se unen para impulsar la exportación de libros

La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, mantiene un encuentro con editores de la Comunidad e internacionales, que participan en las jornadas de comercialización del sector editorial organizadas por la Junta de Castilla y León.
La consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, mantiene un encuentro con editores de la Comunidad e internacionales, que participan en las jornadas de comercialización del sector editorial organizadas por la Junta de Castilla y León. / Rubén Cacho-Ical
  • Ponen el foco en Iberoamérica, Japón, EEUU e Italia como lugares preferentes

La consejera de Cultura y Turismo, Alicía García, señaló hoy que la «fructífera colaboración» que se mantiene con el Gremio de Editores de Castilla y León tendrá durante dos días en Valladolid en el marco de un encuentro comercial del sector el objetivo de impulsar la exportación de libros y buscar nuevos nichos de mercado en Iberoamérica, Japón, Estados Unidos e Italia. «Se trata de potenciar la difusión de la cultura y del castellano, algo en lo que ya se viene trabajando desde hace años y ahora con especial hincapié en la industria editorial», dijo.

En su opinión, la colaboración con las empresas editoras ha permitido acudir a las diferentes ferias del panorama nacional e internacional de mayor relevancia como las de Madrid, Frankfurt (Alemania) y la de Guadalajara (México). «En el caso del país latino americano considero que acudir fue un éxito, ya que los editores de Castilla y León, dada la caída del consumo del libro en los últimos años, pudieron buscar fuera lo que no se vendía dentro aunque no paliar del todo el descenso nacional», añadió.

García puso de manifiesto que los ejes de trabajo de su departamento «son claros» en la comercialización y la internacionalización en todos los ámbitos de trabajo. «En este caso de la industria del libro para que el gremio castellano y leonés pueda presentar sus catálogos editoriales y producciones a la industria extranjera», sostuvo. En esta línea añadió que si el gremio así lo considera tras el encuentro de Valladolid «se seguirá apostando» por misiones comerciales internacionales aunque ahora sean inversas al celebrarse en Castilla y León.

Por su parte, el presidente del Gremio de Editores de Castilla y León, Ricardo de Luis, señaló que la reunión con representantes de la industria del libro extranjera es un buen punto de apoyo «con la colaboración institucional desde hace años», que se materializó de forma expresa en la última Feria Internacional del Libro de Guadalajara México. «Desde aquella presencia casi todas las empresas editoriales de Castilla y León hemos aumentado las exportaciones, y una de ellas, que se mostraba un tanto escéptica con nuestra presencia, tiene desde entonces una delegación mexicana, lo que pone de manifiesto que fue una acción muy positiva», enfatizó.

Junta y Editores se unen para impulsar la exportación de libros

Respecto a la misión comercial inversa que ahora acoge Castilla y León, de Luis manifestó que «ha superado con creces las expectativas» con la presencia de 23 representantes de empresas de Argentina, Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú, Panamá, México, Brasil, Costa Rica, Estados Unidos, Italia y Japón. Todas ellas tendrán la oportunidad de conocer durante dos días la oferta y las propuestas de las 15 editoriales integradas en el Gremio de Editores de Castilla y León y disponer de títulos y autores que aún no han sido distribuidos en el exterior.

Nuevos modelos

«La industria editorial extranjera ha demostrado mucho interés y los editores de aquí tenemos esperanza en el futuro y en los nuevos modelos de comercialización y de exportación, escuchando las propuestas que vienen de fuera de cara al presente siglo a través de empresas de distribución en América Latina, Japón, Estados Unidos e Italia», precisó.

Para el responsable de las empresas editoriales de la Comunidad, no se ha dejado de lado la importancia de poseer una lengua común con los países ibeoroamericanos. «Penetrar en ese mercado es lento por que nuestros precios allí aún son excesivos, y se aumentan los descuentos u otras medidas para que el negocio editorial crezca con el inconveniente de la lejanía y la carestía del transporte», arguyó.

Respecto al futuro de la industria editorial, Ricardo de Luis apuntó que el formato de papel, frente a la progresiva llegada del libro electrónico, es totalmente compatible. «La edición electrónica entró con mucha fuerza e incluso se llegó a hablar de que sustituiría al libro en papel, pero la convivencia será durante muchos años en ambos formatos». Sobre los países iberoamericanos que más demandan producciones editoriales de Castilla y León, significó que son sobre todo México y Brasil, y últimamente «despuntan mucho» Perú y Colombia en libros de literatura, historia, religión, pensamiento y de temática infantil y juvenil, con un interés «muy creciente» en las publicaciones de cocina.

Sinergias entre países

Durante el encuentro en Valladolid se dará a conocer la producción editorial de la Comunidad, mostrando a los editores extranjeros el funcionamiento y de este sector y favoreciendo el establecimiento de sinergias con actores editoriales de las naciones de lengua española, así como la internacionalización del sector en su conjunto.

Los 23 editores que participan en este encuentro pertenecen a editoriales y cadenas de distribución como Ágape libros y Editorial Manoescrita, de Argentina; Roel Ediciones y Mundo Libros, de Bolivia; Ceballos Librería, de Ecuador; Ediciones de la U y Ediciones La Gaviota, de Colombia; Casa del Saber, de Perú; Distribuidora Lewis, de Panamá; Omnirpom, Distripal y Distribuidora Mas Libros, de México; Global Editora, de Brasil; la Conferencia Episcopal Nacional de Costa Rica; Brodart, Latin America Books Source y Main Street Zocalo Books, de Estados Unidos; Librería Spagnola Roma, de Italia; y Adelante, de Japón.

El compromiso de la Consejería con el sector del libro y la edición se pone de manifiesto también en las campañas de fomento de la lectura, el libro y las bibliotecas, en colaboración con el Gremio de Libreros de Castilla y León, pasando por otra serie de propuestas que cuentan con el respaldo de la Junta. Entre ellas figura el programa ‘Ilumina’ de fomento del libro ilustrado y la lectura, el Festival Internacional de Cómic y Novela Gráfica, ÑAM, que se ha celebrado en Palencia, o las colaboraciones con las Fundaciones Miguel Delibes, Germán Sánchez Ruipérez y Jorge Guillén en distintas actividades de promoción del libro y la lectura en la Comunidad.

La comunidad disfruta de una de las principales redes de bibliotecas de España y, en breve, se dará un nuevo impulso al sector del libro con la aprobación del nuevo Plan de Lectura de Castilla y León, que contribuirá a la consolidación de Castilla y León como territorio lector. A ello se suman los altos índices de uso de las bibliotecas públicas –con más de cinco millones de préstamos y más de 8,5 millones de visitantes en 2013-, y el apoyo institucional para consolidar las empresas ya existentes y a la vez convertirse en un vivero para el emprendimiento cultural y, en concreto, para las nuevas ligadas al sector editorial.