«Escribir me hace sonreír, me emociona, me hace soñar y me hace vivir más»

«Escribir me hace sonreír, me emociona, me hace soñar y me hace vivir más»

  • La autora salmantina arrasó en las redes sociales y encontró su premio al publicar la editorial Suma de Letras sus dos novelas ‘Las hojas de Julia’ y 'La foto de Nora'

Escribe sobre el amor, la relaciones, sobre cómo combinamos cada parte de nuestras vidas para que todo encaje, sobre el destino. Las protagonistas de los libros de María Jeunet son dos hermanas que tratan de encontrar la felicidad. Recorre con ellas su trabajo, su familia y sus amores a través de ciudades como Washington, Nueva York, París, Salamanca. Cada novela de esta escritora salmantina tiene un toque que las hace especiales: en ‘Las hojas de Julia’, la magia. En ‘La foto de Nora’, la intriga.

–¿Cómo se decidió a entrar en el mundo editorial?

–Lo cierto es que surgió casi como un experimento. Un día me planteé si sería capaz de escribir una novela. Es algo que siempre me había llamado la atención pero nunca había tenido la necesidad de hacerlo. Desde siempre mi cabeza ha imaginado una historia completa a partir de un simple hecho así que decidí dar rienda suelta a una idea en la que vi potencial para una novela. Sin duda ha sido una de las mejores decisiones de mi vida porque he descubierto un trabajo enriquecedor lo mire por donde lo mire.

«Escribir me hace sonreír, me emociona, me hace soñar y me hace vivir más»

–¿Esperaba el éxito de ‘Las hojas de Julia’?

–Siendo realista no lo esperaba, pero soñaba con él. Imaginar el éxito en cualquier ámbito de la vida no lo hace real, pero el trabajo duro sí.

–¿Sorprendida por a acogida en Amazon?

–Por supuesto. Todavía me sorprendo cuando recuerdo cómo las ventas iban subiendo día tras día. Yo soñaba con que cuatro o cinco personas a lo largo del primer mes se hicieran como mi novela. La realidad es que en menos de un mes lo compraron casi mil lectores. Más aún el siguiente mes y más el que le siguió. ‘Las hojas de Julia’ llegó al número uno de su género y de la clasificación general de ebooks de Amazon en España en poco más de un mes de andadura digital .Se mantuvo ahí durante seis semanas consecutivas. Ese hecho fue clave para que la editorial Suma de Letras se interesara por la novela.

–¿Qué supone estar en la editorial Suma de Letras?

–Supone muchas cosas positivas: para empezar estoy arropada por un gran nombre. Con él la posibilidad de llegar a más personas es una realidad. Supone también tener un pie dentro del mundo editorial. Supone que mi editora ya está esperando leer mi siguiente novela. Supone tranquilidad para mi. ¡Y felicidad!

-Qué hay dentro de ‘La foto de Nora’?

–Una historia de superación personal escondida bajo una trama romántica y policial. Nora sufre un gran desengaño amoroso. Tan grave que le causa un cambio de mentalidad sobre la vida. Ese hecho le hará tomar un camino que hasta entonces nunca había tenido en cuenta. Años después tendrá que enfrentarse al pasado, a aquel corazón roto y tendrá afrontar como pueda un problema laboral. Está ambientada en la actualidad sobre todo en Nueva York.

Miles de lectoras

–¿Ha cambiado mucho de la primera novela a la segunda?

–Cuando escribí ‘Las hojas de Julia’ estuve más nerviosa. Tenía más incertidumbre porque no sabía qué pasaría una vez colocada la palabra ‘fin’. Sin embargo con ‘La foto de Nora’ tenía bastante claro dos cosas: que había miles de lectoras esperando esa novela y que mi editora estaba muy interesada en ella. Así que de alguna forma la incertidumbre fue mucho menor y por tanto el disfrute durante su desarrollo, también mayor.

«Escribir me hace sonreír, me emociona, me hace soñar y me hace vivir más»

–¿Escribir es para usted una cuestión vital?

–Aún estoy asimilando lo que es escribir para mí. Siento que lo he llevado dentro de mí siempre. Pero las circunstancias de la vida y mis decisiones me obligaban a no desarrollar esa parte aún. Pienso que esa habilidad ha estado en ‘pausa’ durante años y ahora está en marcha, creciendo y haciéndome disfrutar muchísimo. Así que sí, para mí escribir es una cuestión vital. Me desestresa, me hace sonreír, me emociona, me sube las pulsaciones, me hace soñar, me hace vivir más.

–¿Próximos proyectos?

–Tengo dos en marcha. Estoy en el ecuador de la tercera. La idea entera surgió en menos de un segundo estando en París. Hubo algo que puso en marcha esa nueva historia en mi cabeza. Fue como recordar de golpe algo que ya había vivido. Es una historia de amor, el protagonista es un escritor venido a menos que sin querer decide darle un nuevo rumbo a su vida. Su vida es trágica pero la cuento de forma que no faltarán las risas.

–¿Quién hay detrás de María Jeunet?

–Nada del otro mundo: soy una mujer de 31 años, casada con el amor de mi vida, empresaria y antigua estudiante de la Universidad de Salamanca y la Complutense de Madrid. Lo extraño es que he descubierto hace menos de un año que puedo escribir historias que emocionan. Y disfruto inmensamente con ello.