El Papa condecora a Jiménez Lozano con la máxima distinción de la Iglesia a seglares

El escritor y periodista José Jiménez Lozano./Gabriel Villamil
El escritor y periodista José Jiménez Lozano. / Gabriel Villamil

El Premio Cervantes recibirá el 4 de noviembre la medalla 'Pro Ecclesia et Pontifice', concedida por el Papa a petición del cardenal arzobispo, Ricardo Blázquez

EL NORTE

El escritor y periodista José Jiménez Lozano recibirá el próximo 4 de noviembre la medalla 'Pro Ecclesia et Pontifice', la máxima distinción que el Papa confiere a seglares y cuyo reconocimiento había sido solicitado por el cardenal arzobispo Ricardo Blázquez. Jiménez Lozano, Premio Cervantes y ex director de El Norte de Castilla, recibirá así este reconocimiento «como premio a su fidelidad a la Iglesia y su servicio distinguido a la comunidad», según ha explicado la Diócesis de Valladolid en un comunicado.

Más información

El Santo Padre ha otorgado este reconocimiento a solicitud del propio arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, quien trasladó su candidatura en junio de este año «para este intelectual cristiano con exigencias de superación y reforma, que participa activamente en la vida de su parroquia y se ha manifestado siempre como hijo de la Iglesia, cuyo modo de vida es sobrio y discreto», señala la Diócesis.

El propio arzobispo de Valladolid se encargará de imponer la medalla a José Jiménez Lozano el próximo 4 de noviembre en un acto que se celebrará en el Arzobispado de Valladolid.

La medalla 'Pro Ecclesia et Pontifice' fue instituida por el Papa León XIII en 1888 con motivo de sus bodas de oro sacerdotales. Se trata de una cruz octogonal con la flor de lis en los cuatro cantones y con su imagen rodeada por la frase 'Leo XIII PM anno X'. En el anverso de la medalla, sobre los brazos de la Cruz, aparecen representados cometas, que con las flores de lis, forman el escudo de armas de la Familia Pecci, a la que pertenecía el Papa. Grabadas en el reverso están las palabras 'Pridie' (día Primero), 'Kal' (de las kalendas), 'Ianuar' (de enero) y el año 1888. En el reverso aparecen los emblemas papales (las llaves y la tiara de San Pedro) y el lema 'pro Ecclesia et Pontifice'. Desde el pontificado de Juan Pablo II los colores de la cinta de la medalla son el amarillo y blanco.

Desde su institución han recibido este reconocimiento varios centenares de personas públicas y anónimas en todo el mundo, en su mayoría seglares. Entre las españolas figuran la reina consorte de los belgas, Fabiola de Mora y Aragón, o la vallisoletana Eloisa García de Wattemberg.

Fotos

Vídeos