Jardín de poeta

La Casa de Zorrilla festeja el bicentenario del nacimiento del escritor con una fórmula de teatro, guitarrones mexicanos, misterio y trenes

Escena de 'Tenorio, en busca del libreto perdido'.
Escena de 'Tenorio, en busca del libreto perdido'. / R. Otazo
Clara Rodríguez Miguélez
CLARA RODRÍGUEZ MIGUÉLEZ Valladolid

No es el Guadalquivir, ni la orilla a la que aludiera Don Juan para seducir a la cándida Doña Inés, pero en el corazón de la ciudad del poeta, un remanso de enredadera se convierte en el escenario favorito de muchos artistas locales y visitantes. Ciertamente no es raro pensar que se respira mejor. Pequeño e íntimo todavía, a pesar de la afluencia de hasta sus- como máximo- 170 espectadores, el jardín romántico de la Casa Museo Zorrilla se ha convertido en punto de encuentro para los amantes de la cultura, que celebran el bicentenario del nacimiento del autor. Entre trenes turísticos, recitales y visitas, la época estival ha traído, tanto el jueves como el viernes, espectáculos escénicos que se abrieron como flores nocturnas al caer el sol.

Espectáculos escénicos al aire libre

Si el miércoles ya había recalado en la casa la crítica y profunda obra ‘¿Por qué me miráis así?’, escrita e interpretada por Ana Mª Rodríguez, los dos días siguientes homenajeaban claramente al celebérrimo autor del Tenorio.

El jueves la zarzuela se colaba en el jardín con un espectáculo «diseñado especialmente para el bicentenario», según destaca Paz Altés, directora del centro. Bajo el nombre de ‘Velada musical en el café de los poetas’, el grupo de Amigos de la Zarzuela de Valladolid interpretó escenas musicales y un sugestivo guion. El espectáculo consistía en la recreación de un café de la época de Zorrilla en el que se situaban amigos del poeta como Carolina Coronado, Espronceda o Miguel de los Santos Álvarez, todos ellos autores del momento.

Ya el viernes, la compañía Arcón de Olid ofrecía una versión muy especial de Don Juan Tenorio, con tintes de comedia. ‘Tenorio: En busca del libreto perdido’, dirigida por Juan Casado, ficcionó cómo Zorrilla perdió un primer borrador del texto, acontecimiento que sirve como pie para la acción.

Mariachis en honor al Zorrilla 'viajero'

El lunes 24 llegará un cambio de tercio con un grupo de música mexicana. «Zorrilla pasó 12 años de su vida en México y allí es un personaje muy querido», detalla Paz Altés ante la posible extrañeza de los que desconozcan la pintoresca vida del romántico vallisoletano. «Guanajuato, que además es una ciudad que ahora está hermanándose con Valladolid, ha traído a una de sus agrupaciones más características». La Trova de Celaya amenizará así con rancheras la noche, tras una visita a la casa museo que efectuarán habitantes de la propia localidad mexicana.

Las posibilidades no acaban aquí: existe la opción de apuntarse a las rutas urbanas dramatizadas los sábados, o de viajar desde Madrid Chamartín los domingos. Probablemente a partir de septiembre se hagan coincidir ambas cosas. Renfe, en colaboración con el Ayuntamiento y el centro, proporciona un tren AVE que sale todos los domingos desde el 7 de mayo hasta el 26 de noviembre. El precio incluye la visita a la casa, el tren (ida y vuelta) y la entrada a todos los museos vallisoletanos. Esta disposición del viaje permite pasar el día fuera haciendo turismo sin necesidad de pernoctar.

‘La casa encantada de Zorrilla’, actividad que extracta los pasajes más misteriosos de su vida; las visitas guiadas para niños de la muestra de Playmobil ‘Juguemos a poetas’ y un sinfín de otros pequeños tributos cierran un homenaje de excepción para la particular figura del escritor.

Fotos

Vídeos