Las influencias de Esteban Vicente se exponen en el Patio Herreriano

Vista general de la Sala 7 del Museo Patio Herreriano, con la exposición 'El color y la luz'. / Henar Sastre

La muestra presenta un repaso por las diferentes etapas que inspiraron el trabajo creativo del artista segoviano

MARÍA DE LARAValladolid

La pintura abstracta de tendencias americanas que pintó Esteban Vicente a partir de 1950 tuvo una serie de influencias cubistas, literarias y parisinas, que desde ayer (29 de junio), y hasta el próximo 17 de septiembre, se pueden contemplar en la sala número 7 del Museo Patio Herreriano en una exposición titulada ‘El color y la luz. Los contemporáneos de Esteban Vicente’. «Hemos querido reunir a los artistas que influyeron en el pintor protagonista en su primera etapa antes de que se fuera a vivir a Nueva York», apuntó Beatriz Pastrana, comisaria de la muestra.

Fotos

Con el fin de conseguir este objetivo, el conjunto de obras –todas ellas pertenecientes a la Colección de Arte Contemporáneo, excepto dos cuadros que han sido cedidos por la colección de El Norte de Castilla–, se presentan divididas en cuatro secciones. Las tres primeras llevan al visitante a través de las diferentes etapas por las que pasó Esteban Vicente en su carrera artística, para terminar en un cuarto y último rincón que el pintor segoviano, nacionalizado años después estadounidense, comparte con José Guerrero. Ahí cuelgan obras de gran dimensión, que reflejan el expresionismo abstracto americano.

'El color y la luz'

Lugar
Sala 7, del Museo Patio Herreriano de Valladolid.
Fechas
Del 29 de junio a 17 de septiembre.
Horario
De martes a viernes de 11:00 a 14:00 h. y de 17:00 a 20:00 h.; sábados, de 11:00 a 20:00 h.; y domingos, de 11:00 a 15:00 h.

Camino hacia lo abstracto

Obras de Rafael Barradas, Francisco Bores y Daniel Vázquez Díaz marcan las primeras influencias cubistas de Vicente al principio de los años 20. Cuando el visitante se adentre en la sala, podrá apreciar que en el segundo apartado el estilo de los cuadros expuestos cambia. Ahora los protagonistas son Mariano de Cossío con su obra ‘Maceta’ o Cristóbal Hall con dos retratos de 1925: ‘Retrato de Sinforiano de Toro’ y ‘Retrato de Jorge Guillén’. Sendos cuadros de la colección de El Norte, que hacen un guiño al ambiente artístico vallisoletano de las primeras décadas del siglo XX.

Obra 'Desnudo de mujer', de Hernando Viñes, expuesta en el Museo Patio Herreriano. / Henar Sastre

El tercer espacio de la muestra lo llena la ‘pintura-fruta’, según la denominó Francisco Bores. Aparecen obras de Pancho Cossío, Manuel Ángeles Ortiz, Alfonso Olivares y el propio Bores. Una zona de síntesis entre la inspiración de la Escuela de París y la literatura, donde la tendencia abstracta se deja ver, para aparecer por completo en esa cuarta sección, con el color y la luz como elementos principales de las creaciones de Guerrero y Vicente.

Fotos

Vídeos