Fran Perea volverá a la música en octubre con 'Viaja la palabra'

Fran Perea, durante el taller impartido a los alumnos de la Escuela de Arte Dramático. /Henar Sastre
Fran Perea, durante el taller impartido a los alumnos de la Escuela de Arte Dramático. / Henar Sastre

El actor, director y empresario teatral trasladó su experiencia y los riesgos de la profesión de actor a los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León (ESADCyL)

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Ahora es Fran Perea con todas las letras y las dos iniciales mayúsculas, pero otros en su caso las hubiera perdido todas si hace quince años hubiera tenido que soportar el peso de llamarse Marcos Serrano Moreno. El malagueño no solo sobrevivió al personaje de ‘Los Serrano’, una de las series de televisión más vistas del siglo XXI –cerró tras siete temporadas con picos que llegaron a superar el 40% de cuota de pantalla–, sino que salió reforzado. No sucumbió ni a la fama ni a la sobreexposición mediática, y hoy puede presumir de ser algo más que actor. Perea es también empresario –fundó la compañía Feelgood–, guionista, acaba de estrenarse en la dirección con la obra ‘Souvenir’, y en breve retomará su condición de cantante con un nuevo disco, ‘Viaja la palabra’, con temas de composición propia.

«Cada uno vive sus circunstancias, y en mi caso traté de anclarme a mi gente, a mi rutina de siempre y a no variar mucho la que era mi vida para no perder el norte. Es verdad que son momentos complicados de afrontar porque no hay un manual al que recurrir para estos casos, pero yo he tenido la suerte de tener una familia que me ha sabido sujetar en los momentos difíciles, y además he tenido una educación y unos valores de los que me siento orgulloso», se sinceraba poco antes de trasladar su experiencia a los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León (ESADCyL). Pensaba Perea en todos esos obstáculos que surgen en el camino y que no se estudian en una escuela. «Les digo que no piensen en ser famosos sino en ser actores o actrices. Intento darles una visión lo más general posible de esta profesión porque yo también he pasado mis ‘gripes’, tuve que pasar por un fenómeno de masas. Era una persona completamente anónima y con ‘Los Serrano’ pasé a ser conocido por absolutamente todo el mundo», advierte.

Como exalumno de una Escuela de Arte Dramático, la de Málaga, Perea recomienda absorber todos los conocimientos que se imparten en los planes de estudio. «Porque no todos van a dedicarse a esto, y por eso también les hablo de los beneficios que pueden extraer para la vida diaria de aspectos como, por ejemplo, el trabajo en equipo».

No todos dejan la escuela llamándose actores, de ahí que este tipo de talleres promovidos desde la Fundación Coca-Cola abran el abanico para introducir perfiles de gestión, distribución, etcétera. «Yo estudié danza, música, caracterización, escenografía, producción, también acrobacia porque me gustaba mucho el circo,... En fin, tienen que saber que el abanico es muy amplio y que detrás de todo esto hay más mundos», explica Perea, que en su día tuvo muy claro que no quería someterse a la espera de una llamada de teléfono. «Siempre parece que la responsabilidad recae en otro, y si no te llaman lo que hay que hacer es pasar a la acción. Cuanto más abras el abanico, más posibilidades vas a tener».

Perea debutó el año pasado como director de teatro al frente de ‘Souvenir’, un texto basado en el primer caso de hipermnesia –recordarlo absolutamente todo de tu pasado, los detalles más nimios incluidos–, y ahora prepara el lanzamiento de su próximo disco. «He tardado porque estaba haciendo otras cosas, y creo que sacar un disco no debe ser anecdótico».

La jornada didáctica de Perea en la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León incluyó también clases específicas para profesores y docentes impartidas por profesionales como Juan José Villanueva, Elia Muñoz, Cruz García o Gerard Clúa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos