Una exposición reivindica el papel a través del recuerdo de los escritores del siglo XX

El periodista y coleccionista Manuel Cachafeiro explica a la concejala, Ana Redondo, el origen de uno de los documentos. /Henar Sastre
El periodista y coleccionista Manuel Cachafeiro explica a la concejala, Ana Redondo, el origen de uno de los documentos. / Henar Sastre

Manuscritos, cartas, dibujos y recuerdos componen una muestra en la Casa Revilla que ayuda a explicar la creación literaria en España

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Ha tenido que escarbar mucho en la memoria, bucear incluso en las procelosas aguas de Internet, para reunir no pocos documentos inéditos de distintos escritores. Y ese ejercicio le ha llevado a denominar ‘Arqueología literaria’ a la exposición que, desde ayer y hasta el próximo 28 de enero, se puede visitar en los sótanos de la Casa Revilla. El coleccionista Manuel Cachafeiro ha rescatado manuscritos, cartas, documentos de lo más curiosos, dibujos y recuerdos para ayudar a entender algunos de los pasajes de la literatura del siglo XX. Y lo explica a través del papel, «porque soy periodista y porque reivindico el valor del papel como forma de acercarse al escritor», aseguró ayer el coleccionista leonés.

En la muestra, por lo tanto, podemos encontrarnos con el carné de conducir de José Hierro acompañado de su poema ‘Acelerando’, el contrato con el que Jorge Luis Borges cedió los derechos de su cuento ‘La intrusa’ para el rodaje de una película, fotografías de Leopoldo Panero, cartas de Cela, textos de Neruda y Saramago, sobres de Camilo José Cela, un dibujo en un servilleta de Buero Vallejo o el boceto de Miguel Delibes sobre una de sus pasiones más conocidas, la caza.

Detalles de un dibujo realizado por Miguel Delibes de una de sus pasiones, la caza.
Detalles de un dibujo realizado por Miguel Delibes de una de sus pasiones, la caza. / Henar Sastre

Los objetos que componen la exposición han sido adquiridos por el coleccionista en Internet, librerías de viejo o mercadillos, unos con mayor dificultad que otros. «Los documentos de Neruda son unos de los que ha resultado más complicado conseguir», apunta Cachafeiro. De hecho, un sobre firmado por el propio Neruda es una de las joyas de la muestra, además de una octavilla de las que se lanzaban en la Guerra Civil desde el aire en las zonas republicanas para explicar lo que decía Antonio Machado o un poema de Miguel Hernández transcrito por Buero Vallejo.

El título de la exposición, Arqueología literaria, alude al fin de una época ya que el siglo XX es el último de la imprenta como tal y los escritores ya no mandan cartas ni tarjetas ni escriben sus obras a mano, según explica el propio Cachafeiro, coleccionista y responsable de la exposición.

«Un completo anecdotario que reúne piezas realmente sorprendentes de escritores que han sido referencia», señaló la concejala Ana Redondo en la presentación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos