El Norte de Castilla

Las voces cosidas que levantaron a Alonso Quijano

Participantes enl a lectura.
Participantes enl a lectura. / HENAR SASTRE
  • Alumnos del programa municipal de Aprendizaje a lo largo de la vida se reúnen para una lectura común de ‘El Quijote’

Reconoce David Fernández que antes de bajar del coche para venir a este centro cívico Vicente Escudero, allí sentado, con el motor en marcha, ha repasado un par de veces –de nuevo, por si acaso, para domar la inquietud– el fragmento que dentro de unos minutos leerá en voz alta. Tiene entre las manos un papel con el texto que todavía ahora, ya en el escenario, no deja de revisar.

–Estoy nervioso–, dice.– No estoy acostumbrado a leer en público.

Pero cuando le toca el turno, cuando se acerca al atril y se asoma al micrófono, su voz sale clara, potente, segura: «Y así después de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante».

David es uno de los alumnos del programa municipal de Aprendizaje a lo largo de la vida (antigua educación de adultos) que este miércoels por la tarde participaron en una lectura compartida de ‘El Quijote’, un acto programado por el Día del Libro y en el que intervinieron más de 150 estudiantes de los cursos de Cultura Básica, Neolectura, Arte, Tertulia Literaria, también alfabetización, que imparte el colectivo Feceav. Con la destreza recién aprendida, se enfrentan al libro más importante de la Literatura en castellano. Atreverse con el texto original no es fácil:palabras antiguas, extrañas, de retorcida pronunciación.

Por eso, las profesoras han elegido una versión adaptada de Agustín Sánchez Aguilar y después han repartido los párrafos en función del nivel de cada alumno. Más extenso para aquellos que llevan años en clase. Más cortito para quienes aún no se sienten cómodos con la lectura en público.

«En un lugar de la Mancha...». Comienza María José Ramos, antigua profesora del colectivo que pone voz a las primeras líneas del libro, los primeros segundos de esta lectura en común, que encadena frases, páginas, capítulos mientras una pantalla proyecta imágenes quijotescas. Y dos pasos detrás de María José, esperando turno, está Carlos Duval. Acude desde hace dos años al programa de Competencias en Lectoescritura y Matemáticas y no deja de repasar el texto que está a punto de leer ante decenas de compañeros. Él será el primer alumno que tomará la palabra en este recital.

Las clases de los últimos días han servido para preparar esta velada, pero también para explicar los entresijos de la vida de Cervantes y de la obra que le ha convertido en inmortal. «Hemos explicado por qué es el libro más importante de la Historia en castellano, qué papel juega cada uno de los personajes. Cómo Quijote es la utopía y Sancho, al principio del libro, el hombre que camina con los pies en la tierra», indica Paz Oyágüez, profesora de Lengua y responsable de la tertulia literaria del programa. «Pero además hemos analizado el papel de la mujer en su obra, cómo se gestó la segunda parte y cómo Cervantes mató a Alonso Quijano para que ningún otro escritor se aprovechara de su personaje y escribiera una tercera o una cuarta parte», añade.

Vicenta Ruiz, siete años en el programa de Aprendizaje a lo largo de la vida, se enfrenta a su fragmento con más tranquilidad de la que ella misma esperaba. «Desde que vengo a clase leo mucho mejor», reconoce Vicenta, quien se apuntó a los cursos animada por su hija. «Estaba pasando por un mal momento, con depresión. Mi hija me decía que tenía que salir, que no podía quedarme en casa». La educación de adultos fue la solución. «Ahora estoy mejor. He aprendido a dividir». Ydemuestra sus dotes lectoras con la llegada de Alonso Quijano a la venta.

«Es verdad que asusta un poco leer en público», reconoce María José Ramos, colaboradora de Feceav. «Pero... ¿y lo bonito que es decir he sido capaz?No hay que ponerse límites». Hay que acercarse al micrófono, aclararse la garganta y declamar el trocito de texto, el fragmento que cosido entre las voces de tanto alumnos compone una lectura especial de ‘El Quijote’.