El Twizy se cuela en la última película futurista de Spielberg

Varios coches Twizy aparcados en una secuencia de ‘Ready Player One’'. / El Norte

El vehículo eléctrico de Renault que se fabrica en la planta de Valladolid aparece en varias secuencias del filme 'Ready Player One', ambientado en 2045

Arturo Posada
ARTURO POSADA

El 2045 que presenta Steven Spielberg en ‘Ready Player One’ puede ser absolutamente antiutópico y fiar la felicidad (o no) al evasivo mundo virtual OASIS, pero para desplazarse por el mundo real los habitantes del futuro siguen utilizando un coche que comenzó a fabricarse en el año 2011 Valladolid: el popular Twizy de Renault.

Así aparece en diferentes secuencias de la última película del rey Midas de Hollywood (en una de ellas, se juntan varios vehículos Twizy aparcados en fila). El propio tráiler de la cinta ya permitía vislumbrar uno de estos biplazas eléctricos rodando por el gris futuro que plantea la cinta de Spielberg.

El Twizy, por tanto, se mantiene incólume en este porvenir distópico y, por lo que se ve, sin demasiadas alteraciones estéticas. Ahí sigue el cuadriciclo ‘made in Pucela’, con su enchufe doméstico, sus 2,33 metros de longitud y (suponemos) sus baterías de ion-litio, que se recargan en tan solo tres horas.

(Pero quién sabe: tal vez en 2045, la carga sea instantánea y la autonomía supere los 100 kilómetros que logró el fabricante en sus versiones iniciales, incluso cuando se pisa a fondo el acelerador para alcanzar los 80 kilómetros por hora...).

‘Ready Player One’ es un cruce, en palabras de Spielberg, entre ‘La Fábrica de Chocolate de Willy Wonka’ y ‘Matrix’, y ofrece al espectador un ‘revival’ nostálgico, plagado de referencias a la cultura popular de los añorados años 80, imbricadas en el mundo virtual paralelo OASIS, y cuyo conocimiento resulta necesario para tener éxito en una sociedad atomizada.

Con su aspecto ovoide, el Twizy tiene protagonismo en las producciones de la gran pantalla. Steven Spielberg no es el primero en recurrir al vehículo eléctrico de Renault para lograr una pátina futurista en sus cintas. El británico Terry Gilliam, uno de los miembros de los Monthy Python, también imaginó un mañana plagado de ‘twizies’ recorriendo las calles de Londres en ‘Teorema Zero’, filme estrenado en 2013 y ambientado en «un futuro próximo», sin más concreciones.

En el mundo real, el vehículo fabricado en la planta de Renault en Valladolid ha sido probado con diferentes usos, más allá del simple desplazamiento urbano. Los bomberos de París, por ejemplo, lo modificaron para transportar dos bombonas de oxígeno y un kit de emergencias en la parte trasera. Pero, de regreso al futuro, hay que admitirlo: el Twizy encaja bien en abigarradas fábulas cinematográficas como la recién estrenada ‘Ready Player One’.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos