Isabel Coixet: «Las series son solo una forma de quemar el tiempo»

La directora Isabel Coixet. / EFE

La cineasta catalana defiende la experiencia de ver las películas en una sala de cine

COLPISA / AFP

Es adicta a series emblemáticas como 'Twin Peaks', pero la cineasta española Isabel Coixet defiende a capa y espada la experiencia insustituible de acomodarse en una sala de cine, aunque los nuevos tiempos nos confinen cada vez más en casa.

"Mi objetivo es que la gente vea mis películas en una gran pantalla. Esto lo tengo muy claro y trabajo en ese sentido", explica a la AFP en París la directora, de 57 años, entre cuya amplia filmografía sin fronteras -rueda tanto en España como en el extranjero-, destacan filmes como 'Mi vida sin mí' y 'Cosas que nunca te dije'.

"Las series son meramente para quemar el tiempo". El cine es "comunión con la pantalla, cuando lo ves solo haces eso. En casa, siempre hay 50.000 cosas que te distraen (...) y a mí aunque siga 'Twin Peaks' y esté pendiente de los siguientes episodios, al final no me traspasan, porque la cotidianidad ha impregnado la experiencia".

Por ello, comparte la opinión de su compatriota Pedro Almodóvar, que en calidad de presidente del jurado de la última edición del Festival de Cannes, llamó a las pujantes plataformas como Netflix a respetar las reglas del cine de siempre, con estrenos en las salas.

Los cambios en las formas de ver cine son solo uno de los síntomas de la trepidante transformación del mundo actual, ante la cual, según la cineasta, la sociedad se ha quedado sin herramientas para entenderlas. "Cuando iba al colegio, había el materialismo histórico para explicar la Historia y entender las cosas que venían. Pero todo esto se ha acabado. Estamos desorientados".

'Spain in a day'

Pero no todo es pesimismo en el universo de Coixet, como su película 'Spain in a day', que presentó esta semana en el programa de cine de Espagnolas en París. Se trata de un proyecto del cineasta británico Ridley Scott y del que también existen otras versiones, como la japonesa, la británica y la italiana.

A partir de 22.000 videos caseros enviados por españoles que filmaron momentos de su vida en un día determinado, el 24 de octubre de 2015, la cineasta compuso una oda a su forma de vivir, con la familia como núcleo social, el papel preeminente de los niños y hasta la ayuda que brindan las abuelas en la rutina diaria.

La crisis económica -con los jóvenes en paro u obligados a partir al extranjero a buscar trabajo-, la enfermedad, la vejez... los problemas afluyen a lo largo de la cinta, pero ceden ante una alegría innata que se antoja común entre los españoles.

Lamenta que en su región natal, Cataluña, la película estrenada el año pasado -y en la que aparecen varias familias hablando catalán-, fuera "absolutamente ignorada", debido, afirma, al movimiento independentista.

"La independencia no es una buena idea. Este no es un momento de la Historia para crear un país pequeño. Busquemos cosas que sean prácticas para todos. Tenemos al otro lado del Atlántico a un señor que está como un cencerro perturbando el ya de por si frágil equilibrio mundial y los europeos debemos estar unidos frente a él", dijo, en alusión a Donald Trump.

Coixet finalizó su último trabajo 'The bookshop' ('La librería') con Emily Mortimer, Patricia Clarkson y Bill Nighy, rodada en Irlanda y Barcelona, sobre una viuda en la Inglaterra de 1959 que quiere abrir una librería en un pueblo. "Una historia para quien le guste leer e ir al cine, ¡si es que queda gente así!".

Fotos

Vídeos