El Norte de Castilla
Elisa Martín Ortega, Gustavo Martín Garzo y
Elisa Martín Ortega, Gustavo Martín Garzo y / Gonzalo del Pozo. G. Villamil

La ópera prima de Martín Garzo, este viernes en la Fundación Segundo y Santiago Montes

  • El escritor vallisoletano estrenó ‘Un dedo en los labios’ en la pasada Seminci

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Fundación Segundo y Santiago Montes (calle Núñez de Arce, Valladolid) acoge este viernes, a partir de las 20:00 h., la proyección del cortometraje ‘Un dedo en los labios’, de Gustavo Martín Garzo. El debut cinematográfico del escritor vallisoletano contó con la colaboración de Gonzalo del Pozo Vega y el resultado inauguró la Noche del Corto Español en la pasada Seminci.

La película, de 25 minutos de duración, se sustenta en el relato de una narradora, Elisa Martín Ortega, hija del escritor. A partir de su voz y su rostro, casi neutros en la expresión, se construye la narración de la pérdida, la evocación de un hijo muerto, la enumeración de las locuras que hacemos en nombre del amor.

Las imágenes de un Valladolid parcelado, solitario, desde el autobús o a pie de calle, ilustran la geografía de ese amor de madre roto, del maltrecho amor de esposa, del amor de juventud desdeñado, del amor de quien es querido a pesar de todo. En el canal se intuye a Ofelia, en la iglesia la huella del director sueco, en la librería a Truffaut, en la exposición sobre la ‘Melancolía’ del Museo de Escultura, la parada del psicólogo que fue. Y la voz y el rostro de Elisa, como un salmo al que continuamente vuelve la cámara y la mirada. Como tantos textos de Garzo ilustrados en el papel, el público participó de este iluminado con la luz en movimiento.