Francia permitirá a los menores ver películas con sexo explícito

video

Fotograma de 'La vida de Adèle'.

  • El debate surgió con la prohibición de la proyección de 'La vida de Adèle'

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Francia permitirá a los menores de 18 años ver películas con sexo explícito, tal y como recoge el decreto del Ministerio de Cultura del país galo que publicó este jueves el Boletín Oficial del país.

La polémica surgió por la prohibición de la proyección de la cinta 'La vida de Adèle' en 2013. La adaptación de la novela gráfica 'El azul es un color cálido' de Julie Maroh, dirigida por Abdellatif Kechiche, había ganado la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 2013 con su narración del despertar al sexo de Adèle tras conocer a Emma. En el film se mostraban algunas escenas de sexo explícito entre las dos protagonistas.