«En 'T2' hemos evitado el victimismo para captar la alegría y el sentido del humor»

video

El cineasta británico Danny Boyle. / EFE

  • Danny Boyle

  • El cineasta británico ha visitado Madrid para presentar la esperada secuela de 'Trainspotting'

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El cineasta británico Danny Boyle ha visitado este jueves Madrid para presentar 'T2 Trainspotting', la esperada secuela de la película que se convirtió en un mito en los años 90. Dicho filme, que se estrenará el próximo 24 de febrero, vuelve a contar con el reparto original gracias a la presencia de Ewan McGregor, Ewen Bremner, Jonny Lee Miller y Robert Carlyle.

"Hemos evitado la representación victimista para captar la alegría de su voz, la complicidad de su vida en su lenguaje -el escocés, que es muy coloquial-, en su sentido del humor y en su audacia", ha manifestado Boyle acerca de los personajes, durante varias entrevistas con periodistas españoles en La Vía Láctea, un bar del barrio de Malasaña que resiste el paso de los años desde la época de la Movida madrileña.

Cualquier secuela invita a la nostalgia pero más si se trata de 'Trainspotting', una película que revolucionó el cine británico y que marcó a toda una generación. Su director ha conseguido reunir al reparto original 20 años después y hacerles mirar por "el telescopio del tiempo" durante el rodaje. "Cuando miras por un telescopio, las cosas parecen distantes; pero, si le das la vuelta de repente, tienes la imagen encima. Así es nuestra relación con el pasado: a veces no recuerdas nada y otras se te cae todo encima", ha señalado Boyle.

El director nacido en Mánchester (Inglaterra) se ha fijado en un cartel de Los Ramones que hay la entrada. "Ya están todos muertos", ha comentado para estallar en una carcajada. A Mark Renton, Spud, Sickboy y Begbie, los cuatro personajes de 'Trainspotting' les ha ido un poco mejor, al menos siguen vivos, aunque Boyle ha admitido que esta segunda parte es "más dolorosa" que la primera, si bien conserva parte de aquella energía primigenia. "A los hombres se les da peor lidiar con el paso del tiempo, les cuesta más hacer la transición a la madurez. Las mujeres lo hacen mejor, quizá por el reloj biológico, son más sensatas", ha considerado el ganador de un Oscar por 'Slumdog Millionaire' (2008).

'T2 Trainspotting' entrelaza melancolía y reflexiones sobre la masculinidad con una trama de acción que arranca con el regreso de Renton (McGregor) a Edimburgo para reencontrarse con los amigos a los que traicionó por un puñado de libras. Vuelve a haber peleas, carreras desenfrenadas por las calles de la ciudad, retretes que cobran vida y hasta un monólogo de Renton que homenajea a aquel "Elige la vida / Choose life" de la mítica secuencia inicial del filme de 1996. Según Boyle, la "energía y la audacia narrativa" estaban en las historias originales de Irving, aunque admite que en 'T2' baja algo el ritmo. "Ya no tengo esa edad ni esa inocencia y no puedo fingir, eso sería terrible", ha indicado.

«Los personajes han avanzado»

"Creo que hay una energía que recuerda a la primera, pero los personajes han avanzado. Intentan revivir el pasado, pero el resultado no es el mismo", ha precisado. Boyle ha vuelto a contar con John Hodge como guionista, quien se ha basado tanto en la novela original de Irvine Welsh como en su secuela 'Porno' para llevar la historia por otros derroteros. El director de 'Steve Jobs' (2015) tenía claro que, si había segunda parte, tenía que ser con el mismo equipo y con los cuatro actores de la película original: el citado McGregor, Bremner (Spud), Miller (Sickboy) y Carlyle (Begbie).

Boyle ha señalado varios aspectos que no cambian respecto a la primera: "Los hombres envejecemos muy mal, nos aferramos al pasado demasiado tiempo y no sabemos pasar página". Sin embargo, ha añadido que esta es "una cinta madura que habla acerca de dónde se encuentran estos personajes ahora, qué han hecho con sus vidas, cómo se sienten y qué van a hacer". Además, ha destacado que en 'T2' "no hay pasajeros" sino que los cuatro personajes "son protagonistas". "Es muy inusual ver en el cine el desarrollo de cuatro personajes, y cada historia se desarrolla con detenimiento", ha aseverado.

El director de 'T2' ha afirmado que mientras que siempre se observó el desencanto de la generación de los 90, su oscuridad y sus sombras, cree que "las luces, la alegría y lo que le redime es cómo han encontrado su voz, la alegría de contar su historia", ha dicho porque, a su juicio, "están dispuestos a hacer lo que haga falta". Uno de los ejemplos es el caso de Spud, "el más desesperado y desencantado" en la primera película que descubre su voz y empieza a escribir. "Ocurre algo extraño con la circularidad del tiempo, es algo precioso, es la alegría de vivir", ha agregado.

"Ya intentamos hacerla hace diez años, pero no llegué a enviarles el guion porque sabía que no tenía la calidad suficiente. Esta vez, sí. Era arriesgado y más complicado que la primera, pero sabía que justo por eso los cuatro dirían que sí. Era algo serio, no una simple secuela comercial", ha explicado. Para McGregor este filme ha supuesto su reencuentro con Boyle, con quien rodó sus tres primeras películas: 'Tumba abierta', 'Trainspotting' y 'Una historia diferente'. El distanciamiento se produjo con su siguiente largometraje, 'La playa' (2000), pues supuestamente él iba a protagonizarla pero el estudio impuso a Leonardo DiCaprio. La versátil trayectoria de Boyle incluye también filmes de terror como '28 días después' (2002), comedias como 'Millones' (2004) o la dirección de la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.