El Norte de Castilla

Los maquis, en una escena de ‘Equí y n’otru tiempo’.
Los maquis, en una escena de ‘Equí y n’otru tiempo’. / EL NORTE

El cine como herramienta de todas las memorias

  • El Ateneo de Valladolid celebra un ciclo de tres documentales que quiere reivindicar el valor del séptimo arte en la lucha contra el olvido

«El cinematógrafo labraba desde su nacimiento un registro que iba a ser archivo perenne, fuente de investigación y de memoria. Nacía una nueva herramienta de lucha contra el olvido, que luego dio paso a un ramificado género de reconstrucción y evocación, el documental». Así presenta el Ateneo de Valladolid el ciclo titulado ‘Cine, memoria y olvido’ que desde hoy y hasta el jueves proyectará tres películas de diversa temática pero con el trasfondo común de lanzar una mirada diferente «y su reflexión hacia adelante y hacia atrás», explica Jorge Praga, coordinador de Cine del Ateneo.

Las tres proyecciones tendrán lugar en el Aula Mergelina de la Facultad de Derecho –el ciclo cuenta con la colaboración de la UVA– a las siete de la tarde con entrada libre hasta completar el aforo y en todas ellas se contará con el director del trabajo, que protagonizará una charla con los asistentes tras el visionado de las películas, acompañado de algún otro protagonista del filme.

El ciclo comienza esta tarde con la proyección de ‘La mayor locura’ (2015), un trabajo de Adolfo Dufour que obtuvo el Premio al Mejor Documental Español en Documenta Madrid 2016. La película, distinguida entre otras cosas por «la elección de los personajes, la capacidad de lucha que trasmiten, su resistencia a la soledad y al paso del tiempo», relata tres casos diferentes de personas mayores «que buscan cada día la fuerza necesaria para no dejarse morir». Ángel Marco, despedido de su trabajo en la radio se ve truncado en su etapa más fecunda y abocado a una vejez prematura. Paca Arceo es una fotógrafa que sufre el irreversible deterioro de su nervio óptico y teme perder con la edad algo tan preciado para ella como sus ojos: la memoria. Y Manuel Alcántara, columnista del grupo Vocento, que a sus 86 años sigue abordando con la precisión de la palabra el inevitable paso del tiempo, materia prima de muchos de sus poemas.

El miércoles se proyectará ‘Tierras construidas’, del vallisoletano Arturo Dueñas, un filme sobre el pintor Félix Cuadrado Lomas que pudo verse en la Seminci el año pasado. El documental repasa la vida y la obra del artista del Grupo de Simancas y su especial relación con el paisaje de Castilla. «No sé si hay un paisaje en España que cambie tanto, desde los ocres del otoño, los colores que más le gustan a él, hasta todas las tonalidades de verdes de la primavera y el amarillo de después de la cosecha. Son colores monocromos pero con muchas variantes», explica el realizador. Arturo Dueñas ha dirigido también los largometrajes ‘Aficionados’ (2011), ‘Corsarios’ (2015) y ‘Misión Sáhara’ (2016).

El espíritu de los maquis que arriesgaron la vida (y la perdieron) en los montes del Norte de España está presente en ‘Equí y n’otru tiempo’, de Ramón Lluís Bande, el documental que cerrará el ciclo el jueves. «Pretende ser un monumento cinematográfico a los guerrilleros republicanos que fueron asesinados en los montes de Asturias», explicaba ayer el realizador, que hace un inventario escalofriante, con nombres fechas y circunstancias, de las muertes de los rebeldes en un silencio sobrecogedor solo alterado por el sonido ambiente de los paisajes donde sucedieron los hechos.

«Recorrimos los espacios donde fueron emboscados en una campaña de exterminio programada, registrándolos y dotándolos de significado –añade– y el resultado es una sensación de estar ante un memorial que genera una gran emoción en el espectador». Bande pretende «hacernos preguntas sobre nuestro presente, por qué no conocemos esas historias o sobre la calidad de una democracia en el país que tiene más fosas comunes sin abrir después de Camboya». El filme, premiado y visto en 20 festivales, ha tenido «bastante visibilidad» para un género que vive «expulsado de los circuitos comerciales», sentencia.