El Norte de Castilla

Ana Belén: «Me gustaría volver a dirigir, pero ahora es muy complicado»

Ana Belén interpretando la obra de teatro 'Medea' en Mérida.
Ana Belén interpretando la obra de teatro 'Medea' en Mérida. / J. Morales
  • La actriz estrenará este año 'La Reina de España' de Fernando Trueba después de más de una década apartada del cine y volcada en la música y el teatro

Más de 50 títulos como actriz y uno como directora avalan el Goya de Honor 2017 que la Academia de Cine ha decidido hoy otorgar a Ana Belén (Madrid, 1951), que este año estrenará 'La Reina de España', de Fernando Trueba, después de más de una década apartada del cine y volcada en la música y el teatro.

más información

"He tenido algunas propuestas, pero contadas", ha asegurado la actriz y cantante, a quien también le gustaría volver a dirigir. "Me gustaría pero es que ni se me ocurre; ahora es muy complicado incluso para directores con mucho más peso y experiencia que yo".

Ana Belén se estrenó detrás de las cámaras en 1991 adaptando la obra de Carmen Rico Godoy "Cómo ser mujer y no morir en el intento", que resultó ser el filme español más taquillero del año, con Carmen Maura y Antonio Resines como protagonistas.

"Es muy difícil levantar una película, pero, ahora que las producciones de presupuesto medio prácticamente han desaparecido, mucho más. Y yo soy una persona muy racional, sería una locura", ha subrayado.

La Junta Directiva de la Academia le ha otorgado por unanimidad el galardón "a una actriz que es referente de muchas generaciones y sigue siendo rostro y voz imprescindible de nuestra cinematografía".

La carrera de Ana Belén -por entonces, María Pilar Cuesta- arrancó cuando tenía 13 años, bajo la dirección de Luis Lucia y junto a Fernando Rey, en 'Zampo y yo', en la que interpretaba canciones de Augusto Algueró y Adolfo Waitzman.

Su debut no logró la repercusión deseada, pero Miguel Narros la descubrió para el teatro. Cervantes, Tirso de Molina, Lope de Vega, Shakespeare, Molière o Zorrilla llenaron cinco años en los escenarios, que compaginó con grabaciones para 'Estudio 1' de TVE.

Larga carrera cinematográfica

En 1970 regresó al mundo del cine con 'Españolas en París', de Roberto Bodegas, y a partir de ahí comenzó una larga y fructífera trayectoria cinematográfica, con títulos como 'Aunque la hormona se vista de seda' (Vicente Escrivá), 'Al diablo con el amor' (Gonzalo Suárez) o 'Separación matrimonial' (Angelino Fons).

Le siguieron películas con Jaime de Armiñán ('El amor del capitán Brando' y 'Jo, papá'), Pedro Olea ('Tormento'), Eloy de la Iglesia ('La criatura'), Pilar Miró ('La petición') o José Luis García Sánchez ('Emilia, parada y fonda' y 'Sonámbulos').

A finales de la década de los setenta Ana Belén era ya una de las actrices españolas mejor valoradas, además de una de las voces más destacadas de la música. En la década de los 80 se coló en los hogares a través de la serie de televisión 'Fortunata y Jacinta'.

Le siguieron títulos indispensables del cine como 'La colmena' y 'La casa de Bernarda Alba', de Mario Camus; 'Demonios en el jardín', de Manuel Gutiérrez Aragón; 'La corte de Faraón', 'Divinas palabras' y 'El vuelo de la paloma', de Jose Luis García Sánchez; y 'Sé infiel y no mires con quién' de Fernando Trueba.

"He hecho películas buenas y menos buenas en cada etapa, pero, cuando estás en ello, crees que esa película es lo más maravilloso", ha señalado. "A veces te llevas sorpresas, como con 'La colmena'. Yo creo que nadie se esperaba ese éxito tan impresionante", recuerda.

'La Reina de España'

En los 90 protagonizó otros de sus títulos más populares, como 'Rosa, rosae', de Fernando Colomo; 'La pasión turca' y 'Libertarias', de Vicente Aranda; o 'El amor perjudica seriamente la salud', de Manuel Gómez Pereira.

Y entre sus últimos trabajos destacan 'Antigua vida mía' (2001), junto a Cecilia Roth, y 'Cosas que hacen que la vida valga la pena' (2004), de Gómez Pereira.

Dice Ana Belén que su vuelta este año a un plató de cine en 'La Reina de España', con actores como Penélope Cruz, Antonio Resines o Javier Cámara, la ha puesto nerviosa e ilusionada a partes iguales.

"Soy un manojo de nervios. Es verdad que en ese momento estaba haciendo 'Medea', así que no estaba desengrasada, pero estar delante de la cámara me produjo muchos nervios, que luego con Fernando se me pasaron", asegura.

Además de esa Medea, Ana Belén ha sido en teatro Fedra o Electra; se ha codeado con directores como José Carlos Plaza, José Luis Gómez y Magüi Mira y ha interpretado personajes de Chéjov, Alberti, Lorca, Shakespeare, García Márquez o Vargas Llosa.

Televisión y música

La televisión tampoco le ha sido ajena, donde fue la detective de la serie 'Petra Delicado'.

Ahora a sus 65 años e inmersa en la segunda parte de la gira 'El gusto es nuestro', junto con Víctor Manuel, Miguel Ríos y Joan Manuel Serrat, afirma no tener grandes cuentas pendientes con el cine.

"Estoy muy agradecida a cada personaje que me ha llegado, a los directores que han creído en mí. He trabajado con los mejores", subraya.

No le importaría, eso sí, rodar con algunos más jóvenes. "Me encanta Icíar Bollaín, y estoy leyendo cosas buenísimas de Raúl Arévalo. Probablemente, iré este fin de semana a ver su película".