El escritor Xavier Güell, autor de 'Los prisioneros del paraíso'.
El escritor Xavier Güell, autor de 'Los prisioneros del paraíso'. / G. Villamil

Xavier Güell: «Quería explicar una historia que me había obsesionado»

  • El autor de 'Los prisioneros del paraíso', que protagonizó el Aula de Cultura de El Norte', cuenta lo ocurrido en el campo de concentración de Terezín

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

En un marco histórico real: lo acontecido en el campo de concentración de Theresienstadt -ciudad que hoy se conoce como Terezín (República Checa)- entre los años 1942 y 1944; con unos personajes reales que formaron parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial, aparece Elisabeth von Leuenberg, la protagonista ficticia del segundo libro de Xavier Güell, ‘Los prisioneros del paraíso’ (Galaxia Gutenberg), que evita que se pueda calificar como ‘novela histórica’.

«Quería explicar una historia hermosa que me había obsesionado durante mucho tiempo, y creo que su lectura puede hacer reflexionar al ser humano». Así habla sobre su último trabajo literario el escritor barcelonés que ayer protagonizó el Aula de Cultura de El Norte de Castilla, con el patrocinio de CaixaBank y la colaboración de la Junta de Castilla y León. Güell, que ya habló sobre su objetivo de dar a conocer a compositores como Viktor Ullman y Hans Krasa o directores como Kurt Gerron en una entrevista concedida el lunes a este periódico, ayer explicó su intención de «mostrar esa creencia que tengo de que a pesar de las zonas oscuras, el ser humano puede ser maravilloso».

Lo absurdo de las personas

‘Prisioneros del paraíso’ es una novela de dualidades y de «contradicciones», como apuntó el autor. En ella conviven relatos verídicos de la historia europea con la presencia del personaje de Elisabeth, una niña mimada por el régimen nazi que se enamora de uno de los reclusos, un hecho que deja ver «el alboroto vital de los seres humanos», dijo Güell. Por otro lado, en ella existe el choque entre «posiblemente lo más hermoso que en esa época se vivió en Europa -durante dos años y medio Theresienstadt se convirtió en el centro neurálgico de toda actividad artística-», con los horrores de un campo de exterminio: «Allí llegaron 140.000 personas de las cuales sobrevivieron menos de 19.000, además de los 15.000 niños reclutados, de los que solo quedaron 150», subrayó el autor.

Una historia que el escritor resumió ayer con la vehemencia y la fuerza propia de un director de orquesta. Esta dedicación a la música, que cambió por la literatura en 2011 cuando comenzó a escribir su primera novela, ‘La música en la memoria’, se ve reflejada en la novela a través de un estilo muy personal «que me identifica por mi propia condición de músico». Una manera de escribir con la que habla sobre la importancia del amor (en aquellos años y ahora) para «entender muchas cosas y vivir mejor», del poder de la música y del arte para «hacer reflexionar a las personas», y del valor de que una persona sea apasionada y compasiva, porque «la pasión sin compasión genera verdaderos monstruos». Es en esta afirmación donde Güell encuentra una clave para entender cómo los alemanes pudieron crear algo como el Holocausto. «¡Eso es lo que sorprende!», sentenció. Tema, que como señaló, sigue siendo muy doloroso en Alemania.