Centinelas del patrimonio en la Red

Centinelas del patrimonio en la Red

Las bitácoras digitales de ciudadanos anónimos descubren a miles de internautas aspectos locales y poco conocidos del arte y la historia

JESÚS BOMBÍNVALLADOLID

Son la llave para acceder a rincones poco transitados de la cultura, a la divulgación de historias y conocimientos que van más allá de lo que se muestra oficialmente y su papel es impagable en materia de difusión del patrimonio. Los blogs digitales puestos en marcha por ciudadanos anónimos son un recurso para adentrarse a través de la Red en museos, pueblos deshabitados, industrias abandonadas, catedrales, recursos didácticos y experiencias lúdicas de la mano de expertos que llevan varios años en diálogo con un público que les sigue.

‘Ad gallinas albas’, de José Luis Hoyas Díez, es un espacio donde se opina sobre museos de Castilla y León, «para darlos a conocer y hablar de ellos con sus actividades, sus defectos y virtudes».
‘Ad gallinas albas’, de José Luis Hoyas Díez, es un espacio donde se opina sobre museos de Castilla y León, «para darlos a conocer y hablar de ellos con sus actividades, sus defectos y virtudes».

Una de esas bitácoras es ‘La huella románica’, donde propone Cristina Párbole una incursión digital en la Edad Media a través del románico palentino. «Juntos viajaremos a una época de la que todavía queda mucho por decir», escribe esta licenciada en Historia, convencida de que el románico «está más vivo que nunca». Así, dedica su espacio virtual a hacer pedagogía sobre el altar románico de la iglesia de San Salvador de Cantamuda, la pila de Moarves de Ojeda o el antes y el después de la restauración del templo de Vertavillo.

‘Ermitiella’, de Consuelo Escribano, se ocupa de comentar y dar a conocer peculiaridades de rutas, monumentos, recreaciones históricas, manuscritos medievales y visitas culturales a lugares de Castilla y León.
‘Ermitiella’, de Consuelo Escribano, se ocupa de comentar y dar a conocer peculiaridades de rutas, monumentos, recreaciones históricas, manuscritos medievales y visitas culturales a lugares de Castilla y León.

En ‘Valladolid, la mirada curiosa’, Jesús Anta relata sus paseos por pueblos, campos, sendas y patrimonio público, incidiendo en la relación de las personas con su entorno.
En ‘Valladolid, la mirada curiosa’, Jesús Anta relata sus paseos por pueblos, campos, sendas y patrimonio público, incidiendo en la relación de las personas con su entorno.

El blog de esta especialista en Historia Medieval surgió en 2012 a partir de un programa de radio que realizaba en Aguilar de Campoo. El desconocimiento del románico que percibía en los ciudadanos la llevó a embarcarse en su aventura digital. «Soy de Vallespinoso de Aguilar y durante muchos veranos colaboré como guía voluntaria en el progama de apertura de monumentos, una experiencia que me sirvió para ver cómo la gente se sorprendía con el románico, aunque llegaba aquí pensando en algo materialmente imposible: verlo todo en un día. Eso me llevó a buscar una forma de acercar este arte de manera didáctica y amena, tanto a los turistas como a la propia gente de Aguilar para que conociera la riqueza artística de los pueblos de la comarca», refiere. Su labor tiene eco en unos tres mil seguidores en Facebook y otros tantos en Twitter, además de las entradas de su blog. ¿El retorno de esta dedicación? «La satisfacción de intentar ayudar y difundir el románico de Palencia. Mucha gente me escribe agradecida por descubrirle sitios sorprendentes», comenta.

‘‘Por amor al arte’, lo inició en 2007 Mónica Castro de Lera para divulgar claves históricas y sociológicas del patrimonio industrial de la provincia de León.
‘‘Por amor al arte’, lo inició en 2007 Mónica Castro de Lera para divulgar claves históricas y sociológicas del patrimonio industrial de la provincia de León.

Gracias a los apuntes en su blog, de una afición ha hecho su trabajo diario la arquitecta Libe Fernández Torróntegui. En 2013 puso en marcha ‘Reharq.com’ como expresión de su interés por el patrimonio acuñando el término ‘diverfusión’. «El blog me ha dado mucha vidilla a la hora de viajar, porque exprimo y vivo más intensamente los lugares a los que viajo para luego contar experiencias y sensaciones». Roma es su destino favorito y en la publicación digital ha volcado cómo ha sido su sexta visita a la capital italiana. «Probé la Roma turística del futuro: una experiencia de realidad aumentada denominada L’Ara Com’era que combina tomas cinematográficas en vivo, reconstrucciones en 3D y computación gráfica para mostrar el Ara Pacis tal y como era», relata.

Su publicación digital ha recibido varios premios y a partir del interés suscitado en sus lectores le han llegado ofertas para impartir conferencias y solicitar los servicios de lo que se ha transformado en una agencia de comunicación especializada en patrimonio y arquitectura. «Entre mis clienteS figuran universidades y ayuntamientos para los que trabajo ofreciendo conferencias y sesiones de trabajo sobre creatividad, cómo cautivar al visitante... en fin, me he construido un mundo alrededor de esto», cuenta casi recién llegada de Ecuador, donde una seguidora de su blog entre las seis mil visitas conseguidas en los últimos dos meses le invitó a impartir varios talleres.

A través de ‘ArteValladolid’ pone el foco Javier Balandrón Alonso en los monumentos desaparecidos en la ciudad, en exposiciones de pintura y escultura y en la vida y la obra de artistas locales. Le atrae a este doctor en Historia del Arte la tarea de documentar en letras y en imágenes «la Semana Santa y el arte de mi ciudad». Su publicación digital cuenta con un apartado dedicado a ‘Pintores vallisoletanos olvidados’ en el que glosa la vida y la obra de Aurelio García Lesmes, del escultor Manuel Adeba Pacheco o Andrés López Polanco. «Me gusta subir fotografías de calidad sobre el patrimonio y los artistas de la ciudad, porque las que encuentro en Internet eran chiquininas o tenían marcas de agua», alega, satisfecho de la respuesta de los lectores. «Algunos me escriben para agradecerme la información porque desconocían aspectos de la obra y detalles de la vida de algunos antepasados».

Hay quien tiene un nicho de especialización muy definido, como Javier Revilla Casado, creador de Harineras.blogspot.com.es, una iniciativa de este historiador de la localidad leonesa de Valencia de Don Juan atraído por la información sobre fábricas de harinas y molinos. También desde León Mónica Castro de Lera vuelca en ‘Por amor al arte’ su interés por divulgar a través de las nuevas tecnologías el patrimonio industrial de su provincia.

Enfoques singulares

Desde ‘Valladolid, la mirada curiosa’ muestra Jesús Anta fábricas abandonadas, paisajes, senderos, paneras, palomares, pozos de nieve, casas consistoriales o escuelas de pueblos, poniendo el acento en su historia o en elementos diferenciales que hacen que cobren interés después de mirarlos con los ojos del artífice de esta publicación digital, que desde 2012 se acerca al patrimonio de una manera ajena a convencionalismos. «Presto atención a este tipo de cosas porque ya hay muchos trabajos sobre patrimonio monumental y religioso y me atrae lo que es más desconocido», relata Anta, a quien no deja de sorprenderle el «aire repetitivo» de las páginas web oficiales de la mayor parte de los ayuntamientos de los pueblos. «Es una pena, porque no se va más allá de la información de corrido sobre la iglesia, la ermita y el castillo –si lo tiene– cuando cuentan con antiguas escuelas, lavaderos o paneras que guardan su historia de siglos y anécdotas que contar; el blog es una forma de poner en valor aspectos simbólicos de nuestro entorno que se suele desconocer por completo y es un modo de rescatarlos; cuando la gente conoce más sobre ello me llaman para dar charlas».

También se cuelgan en Internet bitácoras tan especializadas que analizan detalles de motivos pictóricos de una época histórica concreta. En ‘Iconos medievales’ da alas Ana Manzano Peral a su imaginación para comentar escenas del arte medieval reparando en aves, tejidos, gestos del rostro y personajes secundarios en torno a los que alumbra historias, documentos, relatos y poesías. Un modo peculiar de divulgar el gusto por esa época histórica, como también lo es el acercamiento a la actualidad de los museos de Castilla y León de la mano de José Luis Hoyas Díaz con su blog ‘Ad gallinas albas’, en el que opina analizando sus fortalezas y carencias.

Otra vertiente bloguera es la que practica Consuelo Escribano Velasco, autora de ‘Ermitiella’, una iniciativa con la que pretende acercar al público la arqueología, la recreación histórica, los manuscritos medievales y las visitas a lugares emblemáticos de la región.

A dar voz a proyectos artísticos originales se dedica Stella Maldonado a través de ‘Ubuntu cultural’. «Con esa idea nació este blog, un altavoz del que nos hacemos eco de visitas dinamizadas a monasterios, museos, laboratorios de arte e imaginación, etc». Sin retorno económico y con mucha dedicación a sus espaldas, lo más gratificante para los creadores de las bitácoras es, aseguran en su mayoría, la receptividad del público y la convicción de aportar conocimiento en la globsfera rescatando parcelas de cultura arrinconadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos