Una visitante observa la maqueta de la ciudad de Valladolid en la que se explica su crecimiento a través de los siglos.
Una visitante observa la maqueta de la ciudad de Valladolid en la que se explica su crecimiento a través de los siglos. / Gabriel Villamil

Así vivió Valladolid las fiestas por la canonización de San Pedro Regalado en 1747

  • El Museo de Valladolid recuerda el acontecimiento a través de una exposición sobre una maqueta de la ciudad, un vídeo, acuarelas y grabados

El Museo de Valladolid ha inaugurado la exposición ‘Las fiestas del siglo en Valladolid, 1747. ¡Viva San Pedro Regalado!’, con la que trata de acercar los fastos organizados hace 270 años por la canonización de su patrón, «un suceso en el que toda la ciudad se implicó y a todos sus rincones alcanzó», recordó ayer Eloísa Wattenberg, directora del centro.

A través de una serie de acuarelas en metacrilato de María Jesús Llorente, de un vídeo, dos grabados y de las anotaciones en un diario de Ventura Pérez, feligrés de la parroquia del Salvador, se relata el ambiente en el que se sumió la ciudad a finales del siglo XVIII a lo largo de nueve días de fiestas religiosas, tres fiestas profanas, cuatro de toros y un certamen poético. «El espacio urbano y los ámbitos sagrados se hicieron escenarios de representaciones, de invenciones y de ingenios y de músicas, de sermones y comedias, de procesiones devotas y de comitivas profanas...», se relata en la muestra, que acerca al visitante a través de la maqueta de la ciudad construida a partir de la descripción de Ventura Rodríguez.

La exposición, que puede visitarse hasta el 10 de diciembre, fue inaugurada por Mar Sancho, directora de Políticas Culturales de la Junta.