González Palma experimenta con betún de Judea y pan de oro

Luis González Palma, preparando una de sus exposiciones.
Luis González Palma, preparando una de sus exposiciones. / ABC
  • El fotógrafo guatemalteco acerca a Valladolid desde el viernes 5 de mayo una retrospectiva de su trabajo desde finales de los años 80 hasta nuestros días

Una retrospectiva del fotógrafo guatemalteco Luis González Palma podrá verse en la Sala Municipal de Exposiciones de San Benito de Valladolid a partir del próximo viernes, 5 de mayo. 'Constelaciones de lo intangible' presenta una reflexión profunda sobre la mirada que interroga la historia y la condición humana. Luis González Palma, uno de los grandes exponentes de la fotografía latinoamericana, descubre en esta muestra las constelaciones temáticas que han atravesado su obra desde finales de los años 80 hasta la actualidad.

El artista explora las posibilidades técnicas y formales de la fotografía, experimentando con la aplicación de betún de Judea o pan de oro, redefiniendo los límites entre fotografía y pintura, combinando imagen y texto o proponiendo una experiencia escultórica de la imagen.

'Constelaciones de lo intangible' nos adentra en un universo misterioso y complejo en el que la mirada como enigma irresoluble constituye una fuente inagotable de investigación. La muestra, obras que van de 1988 a 2015, es también un ejemplo de la incesante experimentación formal llevada a cabo por el artista, que evoluciona de la fotografía bidimensional a la instalación fotográfica.

Se trata de un recorrido de más de 25 años por unas imágenes que, en palabras del mismo González Palma, son "un intento de darle cuerpo a los fantasmas que gobiernan las relaciones personales, las jerarquías religiosas, la política y la vida". En definitiva, aquello intangible que gobierna nuestras vidas.

La exposición, que podrá verse en la Sala Municipal de Exposiciones de san Benito, entre el 5 de mayo al 18 de junio de 2017, ha sido comisariada por Alejandro Castellote.

Luis González Palma nació en Ciudad de Guatemala en 1957. Después de finalizar la carrera de Arquitectura su interés por el arte, la pintura y la fotografía le llevaron a formarse más intensamente en estos campos y a entrar en contacto con otros artistas guatemaltecos.

En 1987 participó en la creación de Imaginaria, una galería que acogió en La Antigua a las voces disidentes del arte de su país. Más tarde, a finales de los años noventa, formó parte del grupo fundador de Colloquia, una iniciativa destinada al debate, la promoción y la difusión del arte contemporáneo en Guatemala.

Tras varias estancias en Europa y su regreso a Guatemala en 1998, Luis González Palma se traslada en el año 2001 a Córdoba, Argentina, donde comienza a colaborar en varios proyectos con Graciela De Oliveira.