Mireia Montávez aterriza con su banda en Valladolid

Imagen promocional del espectáculo 'La banda de Mireia'.
Imagen promocional del espectáculo 'La banda de Mireia'. / El Norte
  • La triunfita en la primera edición de OT y exintegrante de La Década Prodigiosa protagoniza el domingo 23 un espectáculo infantil en el Teatro Cervantes

Asomó al mundo de la música de puntillas de la mano de la primera edición de Operación Triunfo, en 2001, y desde entonces su carrera mantiene idéntico sigilo, sin pasos en falso, siempre apoyada en el aprendizaje y experiencia que le reportó aquella avalancha de fama y popularidad. Después de dos temporadas formando parte de La Década Prodigiosa, y tras dejar su huella en 'OT: El Reencuentro', Mireia Montávez (Tarragona, 1982) tiene en marcha la segunda gira del proyecto infantil 'La banda de Mireia'. Proyecto que este domingo (17:30 horas) aterriza en el Teatro Cervantes de Valladolid al más puro estilo de las películas de Disney. Un espectáculo familiar que ha encajado como anillo al dedo en la carrera de la artista. "La gente se queda un poco descolocada porque espera otra cosa", reconoce, antes de explicar en qué consiste la actuación. "Son canciones originales credas por mí dentro de un espectáculo que incluye a cuatro personajes, que representan las cuatro estaciones del año, y en el que todos tiene su protagonismo dentro de un musical muy variado", explica Mireia, encantada con el proyecto. "He trabajado en muchos proyectos pero propio ninguno hasta ahora, y después del 'Reencuentro' me llamaba hacer algo en solitario porque siempre había participado de proyectos colectivos", añade la triunfita.

Mireia, en OT en 2001.

Mireia, en OT en 2001.

Un género, el infantil, que según comenta es tan agradecido como complejo a la hora de promocionar. "No es nada fácil, desde luego que mucho más complicado que cualquier otro espectáculo", señala, sin olvidar la contraprestación que tiene siempre trabajar para los niños. "Aunque pueda parecer lo contrario, es un público muy exigente, y luego es complicado porque tienes que estar constantemente captando su atención, pero en un teatro es más fácil que en otros espacios porque se sientan en la butaca y los personajes pueden bajar a interactuar con ellos. Pero sí es verdad que es muy agradecido", asegura Mireia, compañera de promoción televisiva de David Bisbal o Chenoa. Una compañía nada grata para las carreras del resto de artistas. "A mí no me ha perjudicado", reconoce Mireia. "A mí siempre me ha ayudado, siempre lo he dicho. Yo era peluquera antes de entrar a OT, dejé la peluquería en la que trabajaba para dedicarme a la música, y me ha servido para coger mucha experiencia y poder montar mi propio espectáculo. Así que estoy muy agradecida por todo lo que he vivido porque el 'Reencuentro' me ha abierto a otras facetas", añade, antes de ampliar su análisis sobre las ventajas que supone participar en un concurso de la magnitud y repercusión que tuvo la primera edición de Operación Triunfo. "En el documental lo explicamos bien. Me alegro muchísimo de las carreras de mis compañeros, y está claro que todos querríamos una carrera igual de completa, pero estar en televisión me ha facilitado ahora hacer teatro, que es lo que más me gusta. Trabajar en lo que me gusta es todo un lujo".

Mireia Montávez también tuvo una presencia fugaz como candidata a representar a España en el Festival de Eurovision, algo que se toma como una experiencia más. "Bueno, fue algo muy corto porque presentamos la canción y no pasó la fase clasificatoria, pero luego han contado conmigo para la 'preparty Welcome Eurovision’ con representantes de 21 países, y es otra experiencia que me llevo", comenta, mientras ultima los proyectos con los que cerrará el año, la gira 'Una vida nueva' y otra con La Banda de Mireia que culminará en espectáculo navideño.