Imágenes tomadas por alumnos del taller infantil.
Imágenes tomadas por alumnos del taller infantil. / Henar Sastre

La Casa del Sol reúne fotografías en torno a las copias escultóricas

  • Las imágenes han sido tomadas por adultos y público infantil en varios talleres impartidos por el fotógrafo Juan carlos Quindós

El Museo Nacional de Escultura explora a través de la exposición ‘La copia de la copia’ en los fondos escultóricos que conserva en la Casa del Sol vistos a través de la fotografía. En la capilla de este recinto se ha inaugurado esta muestra, en la que se recogen una selección de trabajos realizados durante los talleres de fotografía impartidos por Juan Carlos Quindós a público adulto e infantil.

«El resultado muestra cómo la fotografía es un instrumento privilegiado para documentar e interpretar el patrimono artístico, sin prejuicios; la propia obra del autor se desdibuja en este experimento colectivo, un gran collage cargado de expresividad que establece una relación más directa e intuitiva con el objeto que se mira», señaló María Bolaños, directora del Museo Nacional de Escultura.

La muestra se articula en torno a tres paredes, en cada una de las cuales se exhibe el resultado de un taller de fotografía. En la primera de ellas el motivo bajo el que se concibieron las imágenes fue ‘El tiempo condensado en la Casa del Sol’ y reúne trabajos en blanco y negro tomados con trípode, cámaras profesionales y teléfonos móviles con los que se han captado tiras de imágenes sometidas a diferentes iluminaciones y proyecciones.

En ‘Tocar con la luz’ niños y niñas que han participado en los talleres experimentan en torno a los rostros de esculturas «jugando con la intuición y el estatismo de las imágenes; hemos buscado que el tema técnico de las cámaras no fuera una barrera», explicó Juan Carlos Quindós. La tercera pared de la sala se dedica a collage y fotocomposición. La muestra puede visitarse hasta el 16 de abril.