Elliott Murphy, durante un concierto.
Elliott Murphy, durante un concierto. / El Norte

«Cuando escribes a los 60 años las letras reflejan destellos de sabiduría»

  • El emblemático artista neoyorquino anticipó en Valladolid su próximo disco, ‘Prodigal son’

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Elliott Murphy vuelve este viernes a reencontrarse con sus fieles seguidores de Valladolid. Será en la sala Borja dentro de un momento expectante, ya que en breve saldrá al mercado su nuevo disco, ‘Prodigal son’, y acaba de lanzarse el deuvedé ‘The second act of Elliott Murphy’. El veterano rockero de Long Island expondrá su clásico repertorio creado desde el corazón y la época de gloria de los autores de rock de la década de los 70.

–Acaba de lanzar ‘You’ll come back to me’ como adelanto de su próximo trabajo ‘Prodigal son’. ¿Qué nos cabe esperar en el resto del disco?

–Muchas de estas nuevas canciones se escribieron antes de mi anterior trabajo, ‘Aquashow deconstructe’. Mi compañía francesa y muchos fans me pedían una nueva versión de mi primer ‘Aquashow’, así que decidimos primero hacer aquel disco antes que este que sale ahora. Mi hijo Gaspard Murphy ha producido este trabajo. Él quería dar un sentimiento diferente en ‘Prodigal son’, así que incluimos un coro gospel, un piano de rock and roll, maravillosos violines y la siempre brillante guitarra de Olivier Durand.

–¿Qué temática ha decidido usar en sus composiciones?

–Cada canción tiene una vida diferente. Algunas hablan de historias externas a mi propia vida, mientras que otras están centradas en mis esperanzas, sueños y deseos. Cuando escribes a los 60, las letras reflejan pequeños destellos de sabiduría que has picado a lo largo del camino.

–También ha salido ‘The second act of Elliott Murphy’ con muchas estrellas hablando de su música. ¿Cómo se ha sentido escuchando a Springsteen y a otros amigos?

–Me siento muy honrado de que gente como Bruce, Billy Joel o Willie Nile acepten aparecer en el filme. Por supuesto, no tenía ni idea de qué iban a decir de mí en este deuvedé. Cuando les vi y oí hablando de mí, se me saltaron las lágrimas. Es muy gratificante recibir generosidad y reconocimiento de artistas a los que admiro.

–¿Cómo es su relación actualmente con esas estrellas?

–Bruce Springsteen y yo somos amigos desde hace cerca de cuarenta años. Solemos hablar sobre la familia, nuestros recuerdos y, por supuesto, también sobre música. Puede que yo sea el único artista que ha tenido el privilegio de tener a Bruce y a su mujer Patti Scialfa cantando en sus discos. Una consecuencia del último deuvedé es que pude reconectar con Billy Joel después de muchos años.

–Continúa viviendo en París. ¿Cómo es su vida allí?

–Amo París. Cada vez que vuelvo de una gira a la ‘Ciudad de la luz’ sé que realmente estoy en casa de nuevo. Nueva York fue muy excitante durante los años 70, cuando comenzaba en clubes como Max’s Kansas City en la época de New York Dolls y Patti Smith. Cuando eres joven y tienes energía puedes aguantar hasta 24 horas seguidas, ya sabes. Pero París es más una ciudad de poetas. Cruzar cualquiera de sus puentes sobre el Sena al atardecer es una sensación mágica.

–En los últimos años fallecieron su bajista Laurent Pardo y su mánager en España Javier Hernández. ¿Qué ha supuesto su desaparición?

–Laurent fue mi bajista durante diez años y tocamos en cientos de conciertos juntos atravesando Europa y EE UU. Su muerte fue un ‘shock’. Tanto mi guitarrista Olivier como yo estamos todavía intentando asumir su trágico fallecimiento. Javier Hernández fue uno de los primeros promotores que me trajeron a España. Siempre luchó por exponer mi música en público. Hemos pasado experiencias locas juntos cuando yo venía a España a principios de los años ochenta. En aquellos tiempos los conciertos no se organizaban aún muy bien en España. Siempre estaré muy agradecido a Javier por apoyarme.

–Vuelve a Valladolid. ¿Tiene recuerdos de sus conciertos en la ciudad?

–Por supuesto. He tocado muchas veces en el Café España. Es muy interesante saber que Cervantes vivió allí durante un tiempo. Espero poder visitar algunos de los lugares históricos, tomar un café en la Plaza Mayor y ver a preciosas señoritas paseando…

–Como norteamericano ¿Qué opinión le merece Donald Trump?

–No creo que me corresponda expresar mis opiniones políticas en entrevistas porque no quiero alienar a nadie de mi público. Las elecciones norteamericanas acabaron y los resultados son los que son. Creo que el sistema electoral de Estados Unidos está anticuado y debería cambiar.

–¿Está escribiendo algún libro?

–Tendré en breve una nueva colección de historias cortas llamada ‘Paris stories’. Habrá una edición española disponible en marzo. Espero finalizar una secuela de ‘Justicia poética’ y hacer también otras dos novelas de mi ‘Rock’n roll trilogy’. Solo necesito un poco de tiempo de parar de moverme. Escribir ficción requiere largos periodos de concentración, ya que no se usa la misma energía que para componer una canción. La literatura y el rock and roll son mi religión.