Elisa Delibes, durante la conferencia en la sede del Instituto Cervantes en Estocolmo.
Elisa Delibes, durante la conferencia en la sede del Instituto Cervantes en Estocolmo. / El Norte

La Fundación Miguel Delibes recuerda en Estocolmo la obra del escritor vallisoletano

  • Elisa Delibes y Javier Ortega hablaron sobre su producción literaria y periodística en la sede del Instituto Cervantes en la capital sueca

La Fundación Miguel Delibes glosó ayer en la sede del Insituto Cervantes en Estocolmo la figura literaria y periodística del escritor vallisoletano a través de su hija, Elisa Delibes, y del presidente de la institución que custodia su legado y su archivo, Javier Ortega.

El acto, organizado por el Instituto Cervantes y la Embajada de España en Suecia, fue presentado por el embajador Javier Jiménez-Ugarte, que relató algunas anécdotas sobre su relación con el autor de ‘El hereje’, como cuando se puso en contacto con él siendo diplomático en El Cairo para solicitarle libros para la Universidad de la capital egipcia.

En la charla, Elisa Delibes disertó sobre la pasión de su progenitor por el periodismo, plasmada a través de su dedicación en El Norte de Castilla, en tanto que Javier Ortega se ocupó de reseñar el legado literario del autor vallisoletano y de cómo la Fundación se encarga de custodiar su memoria a través del archivo en el que se guardan miles de cartas, fotografías, manuscritos y objetos que recuerdan al auor de ‘Cinco horas con Mario’. La huella de Miguel Delibes volvió a Suecia treinta y siete años después del viaje que realizó en su automóvil al país nórdico en septiembre de 1979 para hablar de su obra literaria tras recibir una invitación de las Universidades de Upsala y Estocolmo, una experiencia que plasmó en la obra ‘Dos viajes en automóvil: Suecia y Países Bajos’.

Temas