El Norte de Castilla

Las ventajas de internacionalizar un negocio

fotogalería

Alfredo Bonet se dirige a los asistentes al congreso. / G. VILLAMIL

  • Alfredo Bonet analizó el comercio entre España, México y EE UU y sus posibilidades para el futuro

Víctor Caramanzana presentó la segunda ponencia de la mañana en el congreso Valladolid, Tierra Capital del Español a cargo de Alfredo Bonet, director internacional de la Cámara de Comercio de España. Su homónimo en Valladolid destacó los esfuerzos de la cámara local por internacionalizar las pequeñas empresas de la provincia en iniciativas como una salida a Londres. Sus esfuerzos han logrado reducir a la mitad el tiempo de rentabilización de la salida, de dos años ha pasado a uno. Fuera de Europa, comienzan a trabajar en Puerto Rico. «También nosotros potenciamos el español a través de la Escuela de Cocina con más de 500 alumnos extranjeros que han venido y el inglés gracias a nuestros cursos de idiomas y prácticas externas», declaró Caramanzana. «La cámara llevará idioma y gastronomía en nuestras salidas de forma transversal».

MÁS INFORMACIÓN

Alfredo Bonet ingresó en 1984 en el Cuerpo de Economistas de España y ha desempeñado varios cargos en el área de comercio internacional. En 2015 asume el cargo actual afrontando su área desde el ámbito privado. Bonet se centró en mercados prioritarios del congreso, México y EE UU, pero abrió el foco «aderezando con los problemas que existen para acceder a estos mercados y cómo incide la política y ligándolo con el movimiento antiglobalización, proteccionista que parece haber ahora».

«México y EE UU pueden considerar como un bloque, unidos por muchos kilómetros de frontera y un mercado común, con muchas diferencias, pero la integración económica produce el acercamiento de todo. El NAFTA permitió la integración fácil de Cánada y EE UU, pero con México, en vías de desarrollo era más difícil», explicó Bonet. «Ahora sujeto a Trump que ha dicho que quiere derogar el NAFTA y lo del muro fronterizo». Bonet abordó primero México, «un país con un PIB cercano a España aunque aquí haya menos población. La renta per cápita es tres veces mayor. México ha crecido mucho, rápidamente, miembro de la OCD, el club de los ricos. Hay mucha relación productiva con EE UU. Ahora la coyuntura es complicada por la bajada del precio del petróleo. También hay volatilidad de los mercados financieros y depreciación del peso y la economía mundial se ha desacelerado. Va más lento, pero va». Tras EE UU, España es el segundo país inversor en México y en los últimos cinco años «México invierte aquí tanto como nosotros allí».

México es un país de oportunidades, con 120 millones de habitantes, y creciente, según Bonet, «y más importante, antes era un mercado cerrado, controlado, y con Peña Nieto se ha abierto el mercado de telecomunicaciones, de energía, el financiero y están en marcha otras reformas. Eso hace que sea más competitiva. México necesita infraestructuras y hay unos planes de inversión importantes y las empresas españolas pueden tener éxito».

En cuanto a EE UU, tiene un PIB «que da gusto velo, para una población de 320 millones. Es un mercado diferente, muy libre, con poca burocracia, es amigable para el emprendimiento. Hay mucha inversión en investigación, flexibilidad laboral y muy abierto». En cuanto a la relación con España «le vendemos muy poco, más en servicios, pero poco». EE UU es el primer socio de España fuera de la UE y allí hay 2.700 empresas españolas y 600 filiales americanas en España». En la actualidad «hay muchos planes de infraestructuras, buenas carreteras y mala red ferroviaria. Es un país muy preocupado por seguridad y tienen un comité que debe aprobar inversiones extranjeras. Hay barreras regulatorias diferentes, más en lo privado que en lo público y poco en común con otras reglamentaciones».

Por esas barreras, se decidió «negociar el acuerdo de comercio e inversiones, un acuerdo ambicioso entre la UE y EE UU, lleva varios años de negociación. Ahora atascado por el cambio de presidencia en EE UU». Bonet explicó las razones importantes de los acuerdos comerciales internacionales y cómo afectan y mejoran a las empresas. Los estudiantes de comercio presentes en el castillo de Fuensaldaña pudieron preguntar a Bonet al término de su charla.