El Norte de Castilla

El español y el inglés buscan su expansión en la cultura y los negocios

vídeo

Los participantes en el segundo debate charlan ante los asistentes al congreso. / F. JIMÉNEZ

  • El Congreso Valladolid, Tierra Capital del Español analiza el estado y las oportunidades de ambos idiomas

El español y el inglés, dos lenguas vivas llenas de porvenir en ámbito de la cultura y los negocios. El Congreso Valladolid, Tierra Capital del Español arrancó en el Castillo de Fuensaldaña con una reflexión de José Pascual Blanco, director general del Libro y Políticas Culturales del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes sobre cómo la lengua se ha convertido en «un instrumento de poder territorial, económico, cultural; es una materia de base imprescindible para ser transmitida, pero ese poder necesita estructuras, instituciones, congresos como este, potencia en Internet y gente que lo utilice. Por eso tienen importancia estas jornadas».

MÁS INFORMACIÓN

Ángel de las Heras, director general de El Norte de Castilla, recordó cómo el diario y el grupo Vocento están desarrollando estos días en Valladolid y en Medellín (Colombia) sendos encuentros de debate en torno al presente y el futuro del idioma. Víctor Alonso Monge, vicepresidente de la Diputación Provincial de Valladolid, destacó que «hoy el español es, tras el inglés, la lengua más utilizada en redes sociales, sobre todo en Facebook y Twitter» y se refirió a su potencial expansivo, especialmente en Estados Unidos, a través de la comunidad hispanohablante.

Este congreso, organizado por El Norte de Castilla con el patrocinio del Ayuntamiento de Valladolid, la Diputación Provincial de Valladolid, la bodega Viña Pedrosa y la empresa Lingotes Especiales con la colaboración de los Cines Broadway, ha reunido en una primera mesa redonda moderada por Carlos Aganzo, director de El Norte de Castilla, a David Connell, agregado de Comunicación de la Embajada de EE UU; Giles Tremlett, corresponsal del diario 'The Guardian' en España, y a Salvador Musalem Santiago, consejero de Prensa de la Embajada de México en Madrid.

En plena incertidumbre sobre cómo puede afectar la llegada de Donald Trump a las relaciones con México, David Connell, destacó la presencia de 53 millones de hispanohablantes en Estados Unidos, el 80% de procedencia mexicana, así como su influencia. «Tenemos una cultura 'spanglish', de fusión entre los dos idiomas; hay que visitar la frontera entre los dos países para ver esa mezcla entre el inglés y el castellano y comprobar cómo se puede formar una identidad compartida».

Salvador Musalem Santiago se refirió a la necesidad de «armar, y estructurar la colaboración entre los países hispanohablantes para tomar el liderazgo en el mundo, «en definitiva, creernos que somos una potencia del idioma, algo que tiene que traducirse económica, política y socialmente».

Para GilesTremlett, corresponsal de 'The Guardian', la cultura estadounidense siempre se ha sabido imponer a los inmigrantes, «a los alemanes, a los irlandeses, a los italianos, a los holandeses, a todos los que han llegado allí, hasta llegar a un punto en que una parte importante de la población tiene otro idioma como su primera lengua», algo que no está sucediendo con los hispanos. «Por razones simplemente demográficas evitar esa influencia es batalla perdida. Lo que expresa este momento de Trumpismo es un último grito de rebeldía», señaló.

La siguiente mesa redonda, moderada por José María Cillero, responsable de la sección de Opinión de El Norte, abordó la influencia del español y el inglés en las Universidades, así como la presencia de la obra de Cervantes y Shakespeare en los planes de estudio. Beatriz Valverde, doctora en Filología Inglesa y profesora en la Universidad Loyola de Andalucía, hizo un repaso por el estudio de Miguel de Cervantes en las instituciones académicas estadounidenses y cómo a partir de su obra se abordan también aspectos históricos, sociales y religiosos de España. Lamentó la docente la dificultad para convalidar títulos entre universidades, «algo que sucede en España y no en Estados Unidos, donde hay más facilidades para hacerlo».

De destacar el «importante papel que tanto Shakespeare como Cervantes juegan como elementos de conocimiento cultural en las universidades» se encargó José Ramón González, vicerrector de Internacionalización y Política Lingüística de la UVA. «Ambos escritores son un emblema cultural, pero aunque forman parte del currículo básico educativo tenemos una visión muy limitada de su obra». Se refirió también a que en ocasiones «los profesores no somos capaces de explicar a los alumnos por qué es interesante leer a Cervantes y a Shakespeare».

Por su parte, David García López, vicerrector de la Universidad Europea Miguel de Cervantes, se refirió a la necesidad de que los alumnos, más allá de la especialidad que estudien, adquieran formación en asignaturas de humanidades. «Conocer un poco de todo nos permite situarnos mejor ante la realidad». También se refirió a las estancias internacionales «esenciales para el alumno, las universidades debemos hacer un esfuerzo para promoverlas, son fuente de conocimiento académico y aportan una gran experiencia vital al facilitar el contacto con otras culturas».

La sesión matinal del congreso Valladolid, Tierra Capital del Español concluyó en el Castillo de Fuensaldaña con una cata de tequilas extra premium Don Nacho, dirigida por la tequilier Lydia Serna Cortes, socia fundadora de PlacerEsMex.