El Norte de Castilla

Norman Foster y Carlos Rubio se ocuparán de la ampliación del Museo del Prado

fotogalería

Proyecto de reforma del Museo del Prado de Norman Foster y Carlos Rubio. / Museo del Prado

  • Su proyecto "rentabiliza al máximo el uso museístico del edificio" para incorporar al recorrido el Salón de Reinos

Los arquitectos Norman Foster y Carlos Rubio serán quienes rehabiliten el Salón de Reinos del Museo del Prado, para su incorporación al recorrido museístico de las exposiciones de la institución, según ha anunciado este jueves 24 de noviembre el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.

Los ganadores del concurso, al que se presentaron ocho proyectos "del más alto nivel", presentaron un proyecto titulado "traza oculta" que, según ha indicado el Real Patronato del Museo del Prado, "rentabiliza al máximo el uso museístico en el edificio" y creará "un gran atrio de acceso en la fachada sur" mediante una prolongación para proteger la fachada original.

De hecho, aseguran que la rehabilitación "responderá holgadamente al programa de necesidades espaciales" que definió el museo, con una "gran calidad" por parte de la propuesta arquitectónica seleccionada.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha incidido en que la rehabilitación del Salón de Reinos es "el nacimiento de algo muy importante" y asegura que será "de una belleza muy importante".

"El proyecto tenía esa proyección, por una parte de ser algo muy bello y de conservar la memoria viva de lo que fueron. El proyecto ha dado con el corazón y con la memoria del Salón de Reinos. Es un acierto ejemplar", ha manifestado.

El diseño seleccionado responde holgadamente al programa de necesidades espaciales definido por el museo, sin necesidad de excavar nuevos sótanos y realzando los espacios históricos que forman el núcleo del edificio, en especial el Salón de Reinos.

Del mismo modo, fortalece y consolida la identidad del campus del Museo del Prado, proponiendo la potenciación peatonal del eje Parque del Retiro - Paseo del Prado, a través de la calle Felipe IV, lo que revitalizaría su conexión con la ciudad.

Particularmente, el jurado destaca en su dictamen como principales valores de lapropuesta técnica ganadora la gran calidad de la propuesta arquitectónica, que respeta y valora lo existente adecuándolo a las necesidades de nuestro tiempo; la inteligente satisfacción de los requerimientos museológicos; la acertada integración del edificio en su entorno, así como en el conjunto del campus del Museo del Prado; y el eficaz estudio de costes de la obra.

Trayectoria

Foster + Partners fue fundado en 1967 por Norman Foster (Mánchester, Reino Unido, 1935). Con sede central en Londres, el estudio dispone de oficinas en 14 ciudades que incluyen Hong Kong, Nueva York, São Paulo, Singapur o Madrid, entre otras.

Entre sus proyectos más destacados para museos cabe citar las intervenciones realizadas para el Carré d’Art (Nîmes, Francia, 1993), el Gran Patio y las Galerías Sainsbury del Museo Británico (Londres, Reino Unido, 2000), el Patio Robert y Alene Kogod de la Smithsonian Institution (Washington DC, Estados Unidos, 2007), el Museo de Bellas Artes de Boston (Boston, Estados Unidos, 2010), la Lenbachhaus (Múnich, Alemania, 2013) o el Museo Imperial de la Guerra (Londres, Reino Unido, 2014).

Norman Foster fue reconocido con el Premio Pritzker en el año 1999. Además ha sido galardonado con el Premio de Arquitectura Contemporánea Mies van der Rohe de 1990, con la Medalla de Oro del American Institute of Architects en 1994, y con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009 en reconocimiento a toda una trayectoria profesional, entre otras distinciones.

Por su parte, el estudio Rubio Arquitectura fue fundado en 2014 por el arquitecto Carlos Rubio Carvajal (Barcelona, 1950), con sede en la ciudad de Madrid. Actualmente está desarrollando diversos proyectos en España y en países como Rusia y Arabia Saudí. Ha obtenido, entre otros, el Premio COAM de Arquitectura 1989.