El Norte de Castilla

Por primera vez la Diputación de Valladolid no participa en AR&PA

  • La institución, que puso en marcha el certamen en 1998, alega que ha optado por destinar los 25.000 euros que costaba su presencia en la feria a «restauraciones en municipios»

«Por una serie de ajustes presupuestarios hemos decidido apostar por la rehabilitación de patrimonio en la provincia y hacer inversiones en esa línea en lugar de acudir a AR&PA». La diputada delegada del Servicio de Cultura, Educación y Publicaciones, Inmaculada Toledano, justificó ayer la ausencia de la Diputación Provincial de Valladolid de la feria AR&PA que la misma institución puso en marcha en 1998 y cuya organización asumió años después la Junta de Castilla y León. «Por esa circunstancia nos resulta doblemente doloroso no participar en la feria–indicó Inmaculada Toledano– pero nos ha parecido más importante ayudar a los pueblos sin que eso signifique un rechazo a AR&PA, que está atravesando por un buen momento».

En las nueve ediciones anteriores la Diputación solía montar uno de los expositores de mayor dimensión del certamen, en el que mostraba sus actuaciones en materia de restauración en bienes muebles e inmuebles de la provincia. El coste de su presencia en AR&PA suponía 25.000 euros, según indicó la institución.

Inmaculada Toledano subrayó que este año se han destinado casi 200.000 euros a la restauración de los siguientes retablos: Santa María de La Magdalena, de la iglesia de Matapozuelos (93.500 euros); San Antón, de la iglesia de Los Santos Juanes de Nava del Rey (29.667 euros); Santa Teresa, de San Miguel de Reoyo, de Peñafiel (25.300 euros); San Roque, de la iglesia de San Juan Evangelista, de Cabreros del Monte (45.900 euros); la Epifanía, de Santa María de Wamba (8.027,47 euros)y los retablos de los muros laterales del templo de Santa María, de Mojados ( 15.558 euros).

Toledano señaló que las actuaciones en materia de patrimonio incluyen también otros 18.000 euros por las labores de recuperación de cinco imágenes de templos de Ceinos de Campos, Moral de la Reina, Monasterio de la Santa Espina, Cogeces de Íscar y Fombellida, además de 89.298 euros de la restauración del órgano de la ermita de Nuestra Señora de Tiedra.