El Norte de Castilla

Desde la izquierda, Marcos García, Daniell Innerarity, Manuel Cruz y César Rendueles.
Desde la izquierda, Marcos García, Daniell Innerarity, Manuel Cruz y César Rendueles. / El Norte

El humor, un medio para enfrentar
la realidad con sentido crítico

  • Forges, Trueba y Gabilondo participan
    en el II Foro de la Cultura en Burgos

El II Foro de la Cultura propuso en la mañana de este sábado un análisis de la realidad desde perspectivas diversas; desde la reflexión en los ámbitos de la sociología y la filosofía hasta una invitación a mirar la realidad con sentido del humor para no caer en el desánimo.

La crisis de las instituciones y su distancia respecto a los ciudadanos han constituido el primer asunto de debate en la segunda jornada del Foro. Los filósofos Daniel Innerarity, Manuel Cruz y César Rendueles analizaron algunas de las consecuencias y la deriva de de la situación actual. "Estamos asistiendo a cambios brutales, no tenemos control sobre esos cambios y reaccionamos de manera abrupta, con irritación, con melancolía. Vivimos en sociedades exasperadas", ha expuesto Daniel Innerarity como punto de partida en la mesa de debate conducida por el director de Medialab-Prado, Marcos García. "Nuestra sociedad no es la misma", ha corroborado Manuel Cruz, para quien se está viviendo "la época del no futuro", en la que "la ilusión se ha puesto tremendamente complicada". "Es una ilusión resistencial, no es la gran ilusión, la de ‘el futuro es nuestro’. Los jóvenes no saben si van a tener un futuro, el territorio donde materializar sus sueños. Tampoco la ilusión es la que era". "Estamos pagando la facturas de todos los errores del siglo XX", añadió el autor de libros como Travesía de la nada o la conversación con Emilio Lledó Pensar es conversar.

Para César Rendueles, lo que ha cambiado fundamentalmente no es tanto la situación (en 2007, ha recordado, la tasa de riesgo de pobreza ya era del 19,7%) como la sociedad:"Los que hemos cambiado somos nosotros, el sistema ya estaba en crisis. Nos hemos hecho conscientes de la pérdida de soberanía". Pero el profesor de Sociología de la Universidad Complutense y autor de obras como 'Capitalismo canalla' se desmarcó del estereotipo del ciudadano indignado: "A quienes veo como auténticos indignados es a las élites políticas y económicas, que tienen un anclaje con la realidad remoto. Ellos sí se comportan como nihilistas enfurecidos, no quienes salen a la calle para impedir un desahucio".

Innerarity, autor de 'La política en los tiempos de la indignación', sí se declaró personalmente "indignado". "Yo estoy cabreado y veo a la élite bastante tranquila, mi gran preocupación es que la indignación sea un sentimiento que termine siendo improductivo", ha matizado. A la búsqueda de una posible solución a la pérdida de derechos, Rendueles ha recordado que el estado del bienestar se consiguió gracias a los trabajadores, con "sindicatos y partidos con una profunda base de clase". "Eso es lo que no tenemos hoy. Necesitamos anclar las transformaciones políticas con las condiciones de vida materiales", ha concluido.

La España doméstica

El escritor y humorista gráfico Antonio Fraguas, Forges, el catedrático de Metafísica y exministro de Educación Ángel Gabilondo y el cineasta, guionista y narrador David Trueba tienen en común "la inteligencia, el conocimiento y el humor", ha explicado la periodista Berna González Harbour para presentar a los participantes en el diálogo ‘La España doméstica y cotidiana’.

Momentos antes de su conversación en el Teatro Principal, los tres demostraron ante las preguntas de los periodistas que son capaces de mantener una mirada irónica, aunque no siempre sea fácil. Ángel Gabilondo abogó por esa postura ante la actualidad. "Se debe tener humor no como forma de escapar, sino como forma de acercarse. Creo que hay que mirar con humor al Gobierno, pero no sé cómo se hace", ha dicho. Para Forges es casi la única manera de enfrentarse a la existencia, porque la vida, ha dicho "es como una película del Oeste en la que mueren todos", por lo que no considera una buena opción "tomárselo en serio". El humor "es un vehículo para la vida" y una cualidad “inherente al ser humano”, además de "eminentemente femenino", ha apuntado.

David Trueba ha optado por ser "continuista", "como el Gobierno" y seguir tomándose la vida con humor, a la espera de que no llegue algo que pueda "arruinar" esa actitud. El autor de Vivir es fácil con los ojos cerrados ha señalado que a menudo "la trascendencia suele encubrir falta de ideas". Ante ello, prefiere ver “el roto del calcetín" en "la persona que se da importancia".

Pero el encuentro también ha dejado espacio para las cosas serias. Ángel Gabilondo ha señalado la urgencia de lograr un pacto de Estado por la Educación, con la esperanza de que el Gobierno en minoría permita alcanzarlo. "Habrá que empezar por pactar objetivos, recursos y hacer un pacto que sea territorial, porque la Educación está transferida", ha dicho antes de advertir que ese acuerdo tiene que tener en cuenta a la comunidad educativa, padres y madres. "Si alguien quiere hacer un pacto por la Educación desde la calle Alcalá, se equivoca".

Ante el doble cometido de Méndez de Vigo al frente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Portavocía del Gobierno, David Trueba, ha dejado ver su temor de que la cultura quede aún más relegada: "Si antes tenía un minuto para dedicarle, ahora tendrá uno", ha lamentado.