El Norte de Castilla

Una de las imágenes de Víctor Alonso en la muestra.
Una de las imágenes de Víctor Alonso en la muestra.

Tres vallisoletanos presentan en Londres una exposición sobre cultura japonesa

  • Víctor Alonso, Marcos Abad y Alberto Muñoz protagonizan ‘Tokio nights’, una muestra de imagen, música y caligrafía

Peckham, un barrio situado al sur de la ciudad de Londres, es el escenario de una exposición fotográfica protagonizada por tres artistas vallisoletanos. El fotógrafo Víctor Alonso, el ilustrador Marcos Abad y el compositor Alberto Muñoz acaban de inaugurar ‘Tokio nights’, una muestra abierta al público en la galería The Peckham Pelican. El espacio cultural londinense alberga una exhibición que sus autores definen como una «experiencia multidisciplinar». Nacida a partir del último viaje a Japón de Víctor Alonso y de su pasión por la cultura nipona, ‘Tokio nights’ ofrece una vivencia sensorial que va más allá de la mera contemplación.

Cada una de las treinta fotografías que componen la exposición va acompañada de una composición musical creada para la ocasión por Alberto Muñoz. El visitante puede escuchar cada pista desde su ‘smartphone’ mientras disfruta de las imágenes, divididas en seis secciones de cinco fotografías que recrean la interpretación artística de los seis barrios tokiotas que más impresionaron a Alonso: Akihabara, Kichijoji, Nakano, Shibuya, Shimokitazawa y Shinjuku. Marcos Abad, por su parte, se ha inspirado en el relato del fotógrafo castellano y leonés sobre la gran urbe para diseñar las diferentes caligrafías que definen las serie de piezas.

Muñoz recurre a diferentes ritmos en función del latido de las distintas áreas metropolitanas. El compositor vallisoletano ha utilizado sonidos electrónicos en los segmentos compuestos para el estridente distrito de Akihabara, la meca de los amantes de la electrónica y los videojuegos, mientras que opta por música más relajante en el caso de la banda sonora de Shimokitazawa, barrio de artistas plagado de pequeños negocios culturales, entre otros estilos y cadencias que asocia a las características de cada lugar.

La exposición ofrece de algún modo una guía visual y sonora alternativa de una gigantesca metrópoli llena de contrastes que reúne muchas ciudades en una sola, la colosal Tokio, que ha fascinado desde siempre a Alonso. Especialmente seducido por la vida nocturna tokiota, el también realizador vallisoletano declara sentirse atraído por «lo que la noche de neón me ofrece», afirma quien reconoce en su trabajo la influencia de cineastas asiáticos como Takeshi Kitano, Wong Kar-Wai o Bong-Joon Ho. Autofinanciada por los artistas y sufragada en parte por una modesta campaña de micromecenazgo, la exposición se podrá visitar hasta el 27 de octubre.