El Norte de Castilla

Una escena del ‘Don Quijote’ de la CND.
Una escena del ‘Don Quijote’ de la CND. / ALBERTO RODRIGÁLVAREZ

La Compañía Nacional de Danza abre curso en el Calderón con ‘Don Quijote’

  • El montaje, concebido para el IV centenario de la inmortal obra de Cervantes, conmemora los 500 años de la muerte de su autor

El Teatro Calderón va a abrir la temporada por todo lo alto, con un clásico de la danza a cargo de la compañía de bandera del baile nacional. Estrenada en diciembre del año pasado en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con la Orquesta de la Comunidad Autónoma de Madrid (ORCAM) bajo la dirección musical de José María Moreno, hacía más de veinticinco años que la Compañía Nacional de Danza no llevaba a escena un ballet clásico completo.

El ‘Don Quijote’ que llega este fin de semana a Valladolid cuenta con la coreografía del director de la formación, José Carlos Martínez, que hoy tiene previsto presentar en el Calderón su montaje. Con música de Ludwig Minkus, escenografía de Raúl García Guerrero y figurines de Carmen Granell, se trata de «un estreno histórico» que incorpora de nuevo el ballet académico al repertorio de la Compañía Nacional de Danza, señalan desde la propia CND.

«Basándome en la coreografía original de Marius Petipa y en las diversas versiones que he tenido ocasión de bailar – y cita las de Nureyev, Baryshnikov, Gorski–, me ha parecido importante mantener la construcción coreógrafica del ballet, pero he querido darle un matiz más poético al personaje de Don Quijote y a su búsqueda del amor perfecto encarnado por Dulcinea», señala Martínez. El director de la Compañía considera «necesario acercarse lo más posible a la esencia de nuestra danza. Me parece muy importante que la producción de ‘Don Quijote’ de una compañía española, aún siendo una versión del clásico ruso-francés, sea realmente respetuosa con nuestra cultura y nuestra tradición», añade

Creada para conmemorar el IV centenario de la publicación de la segunda parte de la obra de Cervantes, el teatro de calle Angustias la recupera para abrir la temporada del año en el que se celebran los 500 años de la muerte del padre de la literatura española. El ‘Don Quijote’ de Marius Petipa fue, junto con ‘El Lago de los Cisnes’, uno de los ballets más populares de la Rusia de 1869, en la que se estrenó sobre una partitura de Ludwig Minkus. El libreto se basa en un episodio del segundo volumen de ‘El Quijote’ (capítulo XXI, ‘Donde se prosiguen las bodas de Camacho y otros gustosos sucesos...’), y la acción se centra más en los amores tumultuosos de Quiteria y Basilio que en las propias aventuras de Don Quijote y Sancho.

Ibsen en el Zorrilla

El Teatro Zorrilla pone en escena este sábado la obra de Henrik Ibsen ‘Un enemigo del pueblo’ (20:30 h. y entradas entre 18 y 22 euros), un montaje de la Compañía Cosmoarte dirigido por Joaquín Vida y que cuenta en su reparto con Carlos Kaniowsky, José Hervás y Luz Olier, entre otros, además de con la colaboración de un actor muy popular en los ochenta y luego olvidado, Guillermo Montesinos, al que muchos recordarán por su excéntrico y divertido papel de taxista en ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’.

Publicada en 1883, en ‘Un enemigo del pueblo’ el autor noruego relata el enfrentamiento entre un hombre honrado y los poderes de su ciudad, que se niegan a reconocer la toxicidad del agua del balneario del que todos viven, a pesar de los graves daños para la salud que provoca. Ibsen utiliza la historia para hablar de temas tan candentes como el abuso del poder o la corrupción.

El Teatro Carrión ofrece el viernes la comedia ‘Dos’, (21:00 h. y 15 y 20 euros) con los televisivos Juanra Bonet y David Hernández. El musical ‘A quien le importa’, un homenaje a la música española de los ochenta previsto para sábado y domingo ha sido suspendido.

La Casa de las Artes de Laguna abre sus puertas el domingo (19:30 y 10 euros) con ‘Aureo’, un espectáculo de danza contemporánea de los guipuzcoanos de Dantzaz Konpainia.