El Norte de Castilla

Los vidrios que trajo el mar

Los vidrios que trajo el mar
/ Henar Sastre
  • El joyero vallisoletano Kiko Contreras regresa a la Mercedes Benz Fashion Week Madrid de la mano del diseñador Ulises Mérida

Entre espiga y espiga, vidrio de Murano. Aún con la resaca del éxito de haberse convertido en el nuevo diseñador de la Espiga de oro de la Seminci, Kiko Contreras todavía tenía un as más guardado en la manga. 2016 está siendo su año. Su nueva colección de joyas, ‘Arena y Mar’, subirá hoy (a las 11.30 horas) a la pasarela de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid junto a los diseños de Ulises Mérida (Gálvez, Toledo, 1974). No es la primera vez que las joyas de este vallisoletano se cuelan en la pasarela madrileña –en dos ocasiones ha colaborado con Esther Noriega– pero para Kiko Contreras esta nueva unión fue un ‘flechazo’ profesional a primera vista. «Nos conocimos en Valladolid donde Ulises vino a dar una conferencia. Nos entendimos desde el primer momento. Creo que los dos hemos sabido adaptarnos perfectamente al trabajo del otro», cuenta el joyero vallisoletano.

Ulises Mérida está considerado uno de los nuevos valores de la moda en España y su nombre es ya habitual en el calendario de desfiles de la antigua Pasarela Cibeles. «Yo pienso que esta colaboración puede ser el principio de algo importante», añade Kiko, quien ha diseñado unas joyas inspiradas en los vidrios que el mar arrastra hasta las orillas de las playas. «He realizado unas piezas con vidrio de Murano en tonos azules, arena y blanco hielo, fusionado a mil grados (para conseguir la dureza deseada) y con un proceso de enfriamiento de veinte horas que proporciona, junto con el empleo de distintas arenas, una textura y apariencia muy parecida a la de las piezas de vidrio que te puedes encontrar en la orilla del mar», explica el creador vallisoletano. Todas estas piezas, engastadas en hilo de plata de diferentes grosores, forman los anillos, pulseras y gargantillas de la colección ‘Arena y Mar’ que hoy debuta en Madrid.

Kiko Contreras no es el único castellano y leonés que regresa a la pasarela madrileña en esta edición. Ayer fue el turno de los sombrereros vallisoletanos Pablo y Mayaya, cuyo nombre ha quedado unido ya para la historia al de Andrés Sardá. Mañana domingo, a las 14.00 horas, será el momento de gloria de la burgalesa más internacional, Amaya Arzuaga; y la vallisoletana Esther Noriega bajará el lunes, a las 18.00, el telón de la última jornada del gran escaparate de la moda española.