Temperatura asfixiante, sequedad, tormentas y viento racheado: cóctel temerario en incendios

Combatientes forestales, sobre el terreno quemado en el incendio de Navalilla, en Segovia.
Combatientes forestales, sobre el terreno quemado en el incendio de Navalilla, en Segovia. / A. de Torre

La Junta de Castilla y León alerta del incremento del riesgo de inicio y propagación de incendios forestales para el martes, 18 de julio. Pide a la ciudadanía extremar la precaución

EL NORTE

La Junta de Castilla y León declara el 18 de julio día de alerta máxima por incendios forestales. Esta situación se produce como consecuencia de varios días de temperaturas superiores a lo normal para la época y un período de ausencia de precipitaciones, a lo que se suman los vientos cambiantes de forma generalizada a componente Suroeste, aumentando su intensidad hasta valores cercanos a los 30 kilómetros por hora en algunas zonas. El verano ha empezado en Castilla y León con un invierno y una primavera de alta siniestralidad de fuegos.

Más información

Este cambio de vientos lleva aparejado un fuerte descenso de la humedad relativa ambiental –notablemente inferior al 30%- y de la del combustible fino que hay en el monte. También se espera una elevada inestabilidad atmosférica y probabilidad creciente de tormentas en zonas montañosas, que según las previsiones no llevará aparejada precipitaciones de importancia.

Estas condiciones meteorológicas elevan la probabilidad de inicio de fuegos, de tal forma, que si se produjera un incendio, este llevaría aparejada una elevada longitud de llama y una rápida propagación que dificultaría su extinción, debido a la elevada inestabilidad atmosférica prevista, o por fenómenos tormentosos que provoquen descargas eléctricas y vientos racheados.

Ni tirar cohetes ni prender barbacoas

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha dictado una resolución que prohíbe en toda Castilla y León el uso de barbacoas, ahumadores en la actividad apícola y el uso de maquinaria autorizada en el monte y franja de 400 metros de terreno rústico, cuyo funcionamiento genere fuego, como sopletes, soldadores y radiales. La maquinaria que pueda ocasionalmente generar deflagración, chispas o descargas eléctricas (como desbrozadoras, maquinaria con cadenas...etc.) estará prohibida desde las 13.00 horas a las 22.00 horas. También se suspenden las autorizaciones de lanzamiento de cohetes y artefactos que contengan fuego.

El uso de motosierras sí está permitido, siempre que se cuente con medios de extinción en el lugar (mochila, batefuegos o similar) de mantenimiento.

Esta situación afectará a toda Castilla y León el día 18 de julio, por lo que se recomienda a la población que extreme las medidas de precaución, y en especial, evite actividades que tengan algún riesgo de provocar fuego en las horas del día de más calor y en los momentos de fuertes vientos. Asimismo, se solicita su colaboración presentando denuncia ante cualquier persona sospechosa de iniciar un incendio forestal.

Desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, que dirige Juan Carlos Suárez-Quiñones, se solicita a la población que, además de extremar las medidas de prudencia, tenga la máxima precaución en sus actividades al aire libre, primando su seguridad y la del monte, y avisando a través del 112 de la existencia de posibles incendios forestales. También se alerta a las empresas e instituciones que realizan trabajos y actividades al aire libre, fuera de la zona forestal, para que extremen la precaución en la ejecución de los mismos, por la posibilidad de que originen fuegos que se extiendan al terreno forestal.

Ante esta situación, también se solicita a los agricultores, que estos días recolectan la cosecha, extremen las medidas de precaución, recogidas en el folleto editado al respecto por la Junta de Castilla y León para evitar que durante su trabajo se pueda iniciar un incendio.

Además, se recuerda que en las zonas agrícolas a menos de 400 metros del terreno forestal está prohibida la utilización de maquinaria (cosechadoras) con más de 30º C de temperatura y vientos superiores a 30 kilómetros por hora. Cuando si se pueda trabajar, estarán obligados a tomar medidas preventivas, como disponer de medios de extinción adecuados.

El operativo de lucha contra incendios de Castilla y León está al completo desde hace una semanas. Los profesionales de la lucha contra los incendios forestales llevan varios años reclamando más medios y mejora de las condiciones laborales.

Fotos

Vídeos