http://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/startinnova-desktop.jpg

«En el emprendimiento, la mayor dificultad es uno mismo»

Juan Carlos de Margarida, tras la charla /Ramón Gómez
Juan Carlos de Margarida, tras la charla / Ramón Gómez

El decano-presidente del Colegio de Economistas de Valladolid, Juan Carlos de Margarida, ofreció la última charla del programa STARTinnova sobre el método Canvas

EL NORTE Valladolid

El proyecto STARTinnova llega a su recta final, y los más de 600 alumnos participantes tienen hasta el día 30 de enero para realizar sus proyectos de emprendimiento. La última de las charlas digitales que el programa organiza para sus participantes la protagonizó Juan Carlos de Margarida, decano-presidente del Colegio de Economistas de Valladolid y profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Valladolid. De Margarida realizó una primera exposición sobre el método Canvas, así como sobre otras metodologías y herramientas básicas para realizar un plan de negocio. El economista recomendó a estos jóvenes emprendedores en ciernes que redactaran todo lo que van a hacer en su nueva empresa. «Un emprendedor es como un capitán de barco y el barco es el plan de negocio», explicó a los alumnos con esta comparativa. Un plan de negocio nos dice dónde estamos, hacia dónde queremos ir, qué medios tenemos, etcétera.

Un proyecto de emprendimiento surge de una idea. «Y la idea tiene que ser innovadora, que se necesite el mercado actual», indicó De Margarida durante la charla. «El método Canvas es el manual de procedimiento, el plan de negocio para el emprendedor o para los socios. Y es necesario revisarlo». El profesor incidió en varias ocasiones en la necesidad de su lectura constante, «ya que nos permite no perder el objetivo de nuestro proyecto y qué hacer a la hora de tomar decisiones».

Además, indicó que tan importante como tener un buen método es tener claro los objetivos de la empresa que se desea comenzar. En este sentido habló de la misión («para qué está esta empresa nueva») y la visión («a dónde quiero llegar»). El ponente recomendó incorporar estos elementos al manual de procedimiento, también con la finalidad de poder consultarlo con frecuencia. Tampoco olvidó los valores del proyecto emprendedor, «aquello en lo que creemos». «Ser fiable, profesional, tener calidad… genera confianza».

Estudio de mercado previo

Además del método Canvas, De Margarida recomendó a los alumnos un estudio de mercado previo y elaborar dos planes de marketing, tanto clásico como 2.0. Según el profesor, el estudio de mercado debe incluir un análisis de los factores externos e internos que afectan a la actividad. En este punto, recalcó «hay que ser muy realista, hay que dudar de todo y cuestionarlo todo». Al final, recomienda recoger todas estas ideas en el modelo de negocio. Además, se deben incorporar sendos planes de marketing. Uno que permita fijar el precio del producto o servicio y cómo comunicar la oferta a los clientes y otro, el 2.0, que incluya todas las modalidades de comunicación digital permite conectar con el público más joven.

Toda esta información se debe incluir en un documento que servirá para afinar el negocio día a día. «El mayor problema del emprendedor no es crear una empresa sino mantenerla», advirtió De Margarida. De ahí la necesidad de documentar todos los análisis, planes y consideraciones.

Preguntas de los alumnos

La mayoría de las preguntas de los alumnos se centraron en las nueve partes del método Canvas. El decano de los economistas incidió en aquello que, en ocasiones, no se explica en los manuales de Economía. Por ejemplo, en la necesidad de «emocionar al cliente» ante un consumidor saturado de oferta, o en dar confianza al emprendedor, «la mayor dificultad a la hora de emprender es uno mismo». Ante la pregunta qué formación se necesita para emprender, no dudó en precisar que lo más importante es tener «sentido común».

«Si no tengo todos los conocimientos, me asocio con una persona que sí los tenga. Más adelante, necesitaré conocimientos en gestión económica, de personal y un poco de financiación, pero no experto», recomendó. Respecto a los consejos para la presentación del proyecto -siguiente fase del proyecto STARTinnova -, De Margarida volvió al tema emocional. «Hay que transmitir credibilidad e ilusión».

STARTinnova es una iniciativa impulsada por El Norte de Castilla, y que cuenta con el patrocinio del Instituto de Competitividad Empresarial de Castilla y León y la colaboración de la Diputación de Segovia, los ayuntamientos de Valladolid y Palencia, Ibermaq y AMRI. Fundación Michelin, Cicrosa y SMP participan como empresas mentoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos