El jurado de Start Innova tiene ya los diez proyectos emprendedores finalistas

  • Los nombres de los vencedores en las categorías de 16-17 años y de mayores de 18 se conocerán el jueves

Son diez. Pero no son solo diez finalistas de un certamen que busca promover el espíritu emprendedor en lo más jóvenes. Son diez grupos, entre los 106 inscritos para la presente edición de StartInnova, que han desarrollado proyectos empresariales a los que más de un mecenas aportaría su dinero para que salieran adelante.

Los diez seleccionados, cinco en la categoría de 16 y 17 años y otros cinco en la de mayores de 18, han conseguido convencer al jurado después de un proceso laborioso. Durante el periodo que ha durado el certamen han recibido el asesoramiento de sus mentores, han visitado a las empresas que colaboran con Start Innova y han llevado a la práctica todo lo aprendido. ¿Cómo? Pues utilizando el método canvas. Una forma de elaborar un plan de negocio de una manera simplificada, en apenas un folio (de ahí lo de canvas, lienzo en inglés).

Los alumnos de los centros inscritos, repartidos en grupos de cuatro o cinco, aprenden esta metodología con el objetivo de realizar un proyecto de negocio. De este modo, acompañados siempre por un tutor, los estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional se enfrentan a muchas de las dudas, retos y dificultades que se les van a plantear cuando salgan al mercado laboral. Más ahora que el autoempleo y el emprendimiento son opciones que cada vez se barajan con más fuerza.

El esfuerzo se ha plasmado en proyectos cuyo nombre ya arroja una idea de la seriedad del certamen. Entre los menores de 18 años se han desarrollado una plataforma elevadora de terrazas, una empresa que diseña y crea ropa a medida del cliente, una plataforma online de alquiler de todo tipo de objetos, un cepillo de dientes innovador y zapatos de tacón plegable.

En los mayores de edad también han sido imaginativos y al mismo tiempo prácticos, buscando el nicho de negocio en el que poder calar. Así, han surgido un proyecto de empresa de nutrición y dietética, otra de servicios integrales de formación técnica y una tercera de servicios de ocio para viajar con niños. También presentaron el plan de negocio de una firma de reparto de tortillas a domicilio y un centro de cuidado infantil.

Ideas que han satisfecho al jurado entre las 106 presentadas por los 38 centros participantes.

Y eso no es cualquier cosa si se atiende a quiénes conforman el jurado.

Para empezar, GerardoGutiérrez,fundador y presidente del Grupo Gadea Farmacéutica y actualmente presidente del Consejo Social de la Universidad de Valladolid, donde han emprendido una cruzada particular para tratar de aunar los mundos universitario y empresarial. En ese empeño se ha encontrado con otro miembro del jurado con quien comparte muchas de esas inquietudes, Ángela de Miguel, presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios.

Para hablar de emprendedores –y empresarios– los estudiantes también encuentran un buen ejemplo en Ana Espinel, de Audiotec, firma afincada en el Parque Tecnológico de Boecillo que cuenta con cinco delegaciones en España y oficinas comerciales enSudamérica.

Antonio Ferreras, de Telefónica, representa la innovación y desarrollo en el jurado, ya que ese es el aspecto en el que desempeña su labor profesional dentro de la compañía. También desde el punto de vista de la innovación aparece en el jurado Modesto Mezquita, responsable de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid. Y para conjugar lo innovador con el emprendimiento completa el tribual Javier García, responsable del desarrollo de servicios para emprendodres de laAgencia de Desarrollo y Juan Carlos de Margarida, Decano - Presidente del Colegio de Economistas de Valladolid.

El jurado se completa con la presencia de Javier Escribano, director de Innovación, Operaciones y Desarrollo de Negocio Digital de El Norte de Castilla. El periódico es el impulsor de Start Innova, patrocinado por Correos, MMCoaching y ADE, con Grupo Tecopy, Michelin como empresas mentoras y los ayuntamientos de Valladolid y Palencia e Ibermaq como colaboradores.