Benito Tejedor, presidente de Postquam, animó a emprender a los participantes de STARTinnova

Benito Tejedor, presidente de Postquam, animó a emprender a los participantes de STARTinnova
/ Benito Tejedor, presidente de Postquam/ G.Villamil
  • ‘Es más importante la ambición y las ganas que la financiación’ explicó el veterano emprendedor

Benito Tejedor, creador de la empresa Postquam, ha compartido su experiencia de emprendimiento esta mañana con los equipos participantes de STARTinnova, un proyecto que forma a futuros emprendedores desde El Norte de Castilla, con la colaboración como patrocinadores de Correos, ADE y M-MCoaching Business School. Además, cuenta con los Ayuntamientos de Palencia y Valladolid y la empresa Ibermaq como colaboradores, y Grupo Tecopy y Fundación Michelin como mentores. Tejedor, a pesar de ser licenciado en Geografía e Historia, se lanzó al emprendimiento o a ser empresario – en el año 1982 no se estilaba tanto ser emprendedor – y ha visto construir un conglomerado de empresas relacionadas con la estética, peluquería y belleza. “Dentro de los pequeños, somos los más grandes”, apunta el empresario segoviano. Muchas son las dudas que le han planteado los alumnos. Algunas de ellas se han centrado en cómo se puede comenzar a emprender y les ha comentado que no se líen con papeleo, lo mejor es recurrir a gestorías especializadas que, por poco dinero, te hacen todos los requerimientos administrativos. Tampoco es necesario complicarse con el dinero, “para comenzar hay que empezar con algo, yo comencé con 500.000 ptas - unos 3.000 € - que me prestó mi padre”. Al final de la charla, comentó a los alumnos que Iberaval apoya jóvenes emprendedores, avalándoles ante los bancos. “Más importante es la ambición y las ganas que el capital inicial” recalcó.

“El empresario tiene que ser muy serio”, animó Tejedor. Esa imagen del empresario de puros y coches de lujo es totalmente errónea, el sentido común, las ganas y tener las ideas claras es vital para sacar adelante la idea. Respecto a las dificultades de salir al mercado internacional, Tejedor desmanteló este prejuicio y aclaró que ni es tan complicado ni se necesita grandes inversiones, allanando todas las dificultades en Internet. “Exportar es, a veces, más fácil que vender en España”. Estar alerta, ser observador… En suma la actitud es lo marca la diferencia. Copiando fue como se le ocurrió crear las academias de peluquerías. “Inventores no hay tantos, lo que hay que saber es adaptarse”. “En España nos sobra el miedo al fracaso”, ha comentado Tejedor, además de la necesidad repartir tus negocios, así minimizas los posibles vaivenes inevitables del día a día empresarial. Tampoco hay que esperar a enriquecerse de forma inmediata.

El éxito parte de pequeñas decisiones, mejorar, ir poco a poco, apoyarse en buenos equipos de personas… Tejedor afirma que “de innovación en España se habla mucho pero se hace poco”. “Los españoles somos muy buenos en resolver problemas”. Una charla exclusiva para todos aquellos que participan en STARTinnova, un proyecto de e-learning que busca fomentar el espíritu emprendedor entre los alumnos de Bachillerato y 1º y 2º ciclo de FP.