La sanidad regional: un paciente, dos diagnósticos

El consejero Sáez Aguado y el portavoz de las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León mantienen sus discrepancias respecto a listas de espera, plantillas y uso de medios privados tras un cara a cara de dos horas

El consejero Sáez Aguado, el decano salmantino de Medicina, que moderó el debate, y el doctor Pablo Oyágüez./Manuel Laya
El consejero Sáez Aguado, el decano salmantino de Medicina, que moderó el debate, y el doctor Pablo Oyágüez. / Manuel Laya
S. ESCRIBANO

El debate sobre el estado de salud de la Sanidad Pública de Castilla y León que acogió el jueves la Facultad de Medicina de Salamanca puso de manifiesto cómo dos oradores pueden preparar sus argumentos con datos oficiales y llegar a conclusiones discrepantes sobre la situación de las listas de espera, el presupuesto empleado, los efectivos y las condiciones de las plantillas, el nivel de privatización y conciertos con centros privados o la atención que reciben los habitantes de los pueblos. A continuación, un resumen de las intervenciones que durante dos horas desgranaron el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y el representante de las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública, el pediatra Pablo Oyágüez.

Listas de espera

Pablo Oyágüez

«Las listas de espera son dramáticas para las personas que están en esa situación. En 2011 había 24.000 pacientes esperando para entrar un quirófano y la media era de 45 días. En 2018 son más de 26.000 y esperan 73 días. En Salamanca han pasado de 37 días a 112. Hay una infrautilización de equipos e instalaciones»

Antonio Sáez Aguado

«Su lectura es catastrofista. Las lista de espera han mejorado en Castilla y León. Nuestra situación es mejor que la media nacional. En Canarias, por ejemplo, la demora media es de 178 días. Me gustaría que aplaudieran las de Soria, Palencia, Medina del Campo o Segovia». (Esos pacientes esperan 43, 33, 35 y 53 días respectivamente).

Salamanca o «la boca del lobo»

El consejero Sáez Aguado aceptó debatir con las plataformas que han promovido las 'mareas blancas' no en un lugar cualquiera de la región. Lo hizo en Salamanca, ciudad en la que se han desarrollado las movilizaciones más contundentes por el retraso en la obra de reforma de su complejo hospitalario, los recortes de plantilla y la lista de espera. A un soriano se le opera de una hernia inguinal en 35 días (de media). A un salmantino, en 112. El PP de Salamanca se ha sumado a la crítica a Antonio Sáez Aguado y por elevación a Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta, que ha respaldado la gestión de su consejero. Una gestión que fue reprobada en la Diputación charra, presidida por el presidente provincial del PP, Javier Iglesias, dirigente de absoluta confianza de Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP de Castilla y León, alcalde de Salamanca y candidato a la Junta en 2019. El propio Mañueco reconoció tener la sensación de que los recursos de la Sanidad autonómica estaban «desordenados». «La lista de espera se ha reducido, podemos discutir si mucho o poco», defendió Sáez Aguado, que dijo desconocer «los avatares» de la Diputación de Salamanca, además de confesar que no sentía que acudía debatir a un lugar que para él sería como «la boca del lobo». Ningún cargo de peso del PP fue al debate.

Plantas y camas cerradas

Pablo Oyágüez

«Todos los veranos cierran ustedes plantas y camas en los hospitales porque no hay cobertura de los profesionales, cuando en verano podría aliviarse lista de espera que luego en invierno patologías como la gripe (y otras propias de esa época) no permiten (por la ocupación de camas)».

Antonio Sáez Aguado

«Niego la mayor, las intervenciones, damas y caballeros, no se hacen en las camas, se hacen en los quirófanos y en los últimos dos años se han suspendido por falta de camas solamente seis intervenciones en El Bierzo y tres en Aranda de Duero. La ocupación media de las camas es del 84%. ¿Y me está diciendo que se puede contratar a un sustituto en neurocirugía para operar en verano?».

Presupuesto y recortes

Pablo Oyágüez

«Sea riguroso y no haga trampas. En presupuesto no estamos a nivel de 2010 (3.509,4 millones), porque hay que aplicar lo que ha subido la vida, con un IPC del 11% desde ese año. Solo en 2017 (el presupuesto fue de 3.588) eso suponía que faltaban 280 millones de euros y si se suman los recortes de todos los años comparando con la dotación de 2010 esa cantidad asciende a 3.424 millones de euros». Claro que han cerrado instalaciones, el hospital Divino Vallés, en Burgos, con ocho quirófanos y más de 200 camas. El plan funcional del nuevo hospital contemplaba mantenerlo».

Antonio Sáez Aguado

«No hay recorte presupuestario. El nivel de 2010 lo alcanzamos con lo que presupuestamos para 2017, pero es que el gasto real, a 31 de diciembre, fue de 555 millones más. Dígame que consultorio, centro de salud u hospital hemos cerrado. Si los recortes se concretan en el cierre del Divino Vallés, me voy más contento«.

Plantillas y profesionales

Pablo Oyágüez

«Hemos perdido masa laboral, porque se han eliminado los contratos que estaban por encima de plantilla. El mismo CEMS, que no definiríamos como un sindicato de trinchera le ha dicho que la reducción en el Hospital de Salamanca ha sido brutal. Con su maltrato han espantado a los médicos jóvenes que se forman en Castilla y León y se van fuera o a la medicina privada y ahora que quieren que vuelvan, no encuentran. Las oposiciones no incrementan el personal que está trabajando, consolidan plazas ocupadas por interinos. Eso, si no acaban judicializadas o anuladas».

Antonio Sáez Aguado

«No comparto la idea de la precariedad. En Castilla y León no existe. Si alguien me enseña un contrato de médicos, o ceso a alguien o presento mi dimisión. Las tasas de reposición (de plazas vacantes por jubilación...) las impone el Gobierno de la nación y desde 2014 hemos incorporado a la plantilla 480 contratos eventuales. Los efectivos en el Complejo Asistencial de Salamanca son 75 personas más que hace dos años. Al capítulo de personal destinamos 1.829 millones en 2017, frente a los 1.740 presupuestados en 2012».

Privatización

Pablo Oyágüez

«No hay evidencias científicas de que sea más eficiente la gestión privada que la pública. Es más, en el Hospital de Burgos (se construyó mediante una concesión a empresas) no se han cumplido los plazos y el sobrecoste ha pasado de 1.010 millones para 30 años a ya 1.700 en la actualidad. Su construcción por gestión directa habría sido un 50% más barata y hay servicios como la esterilización, el manejo de historias clínicas y tareas de laboratorio o radiología que los hacen empresas y en la prestación sanitaria, hasta la limpieza influye. O lo que ocurre con el Banco de Tejidos Humanos, ¿es un servicio sanitario o no sanitario?».

Antonio Sáez Aguado

«Somos la segunda comunidad autónoma que menos concierta. Yo tampoco comparto la idea de que sea mejora la gestión privada que la pública. Solo el 3,9% de la producción asistencial de Castilla y León es privada y el Hospital de Burgos es público, también ha subido el gasto de la limpieza en el de León. Hay momentos puntuales, por bajas de profesionales, por ejemplo en los que hay que recurrir a la concertación para evitar esperar, porque no es operativo hacerlo de otra manera. Y cuando se habla de privatización en Sanidad no es lo mismo el servicio de limpieza, que puede hacer una empresa, que el de Cardiología».

Atención al medio rural

Pablo Oyágüez

«Es necesario más personal, sobre todo de enfermería, y un transporte a la demanda eficaz porque hay pueblos con muchísima población mayor donde tienen que pagar el taxi para ir al hospital y en las zonas limítrofes con otras comunidades, las distancias hasta el hospital son enormes. En menos de cinco años van a jubilarse un montón de profesionales y ya no encuentran médicos»

Antonio Sáez Aguado

«Castilla y León tiene una ratio de 922 pacientes por médico de familia, cuando la media estatal está en 1.381. Pero hay zonas, como la de Sedano (Burgos), en la que esa proporción es de 300 y por debajo de 600 tarjetas hay un problema de desarrollo profesional para esos médicos. Cuando se habla de despoblación, se dice que la gente se va porque no hay servicios. El servicio sanitario está, se irán por otros motivos que no vienen al caso. Tenemos convenios de asistencia hospitalaria con ocho de las nueve comunidades vecinas (falta Cantabria para el norte de Palencia). Serán suficientes o no, pero están ahí».

Compatibilidades y nombramientos

Pablo Oyágüez

«Planteamos un cumplimiento riguroso de las incompatibilidades. A ningún profesional con responsabilidad en la plantilla de una empresa se le permite que lo haga para otra de la competencia. Y hay que cambiar el sistema de elección de los gerentes y cargos intermedios, que ahora es el de libre designación y se cubre atendiendo a la afinidad política y no con baremos objetivos. Eso genera clientelismo frente a perfiles técnicos en función del mérito y la capacidad que garantiza un concurso. Falta una cultura receptiva a la crítica y a las propuestas. Quienes se atreven a hacerlo (casos en Burgos o Traumatología del Bierzo) caen fulminados por ceses»

Antonio Sáez Aguado

«Si alguien conoce algún caso en el que se incumpla el régimen de incompatibilidades, que lo diga. No se puede decir que no se cumple y esconder la mano. Yo también creo que no debe haber clientelismo en los nombramientos, pero no comparto la fórmula del concurso para gerentes, directores médicos o de enfermería y jefes de servicio, porque debe primar el proyecto que presenten y que se pueda renovar cada cuatro años. Sobre los ceses a los que critican. En el caso del Bierzo se cesa a ese profesional por la lista de espera, la peor de la comunidad, nada que ver con lo otro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos