Los rosados son para el verano

Los rosados son para el verano

Son vivos, divertidos y saltarines. Son sensuales, delicados y sutiles, ideales para la época estival

NIEVES CABALLEROValladolid

Tienen la frescura de los blancos pero se parecen más a los tintos porque presentan más estructura en la boca. Son frescos, aromáticos, afrutados y golosos. A veces a lo aromas frutales se unen ciertos toques florales. Son vivos, divertidos y saltarines. Son sensuales, delicados y sutiles.

Uno de sus principales atractivos es su inagotable gama de colores, desde los piel de cebolla, a los tonos salmón, los rosa palo o pálidos hasta los color fresa y frambuesa. Son los rosados o claretes, que no es lo mismo pero es igual, como canta Silvio Rodríguez en su ‘Pequeña serenata diurna’, indica Degusta Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos