Más de 10 reuniones en dos meses para dar forma al Pacto Nacional por el agua

Juan Ignacio Diego Ruiz, presidente de la CHD. /HENAR SASTRE
Juan Ignacio Diego Ruiz, presidente de la CHD. / HENAR SASTRE

El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego Ruiz, ha expuesto los objetivos en un acto del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos

EL NORTE

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Juan Ignacio Diego Ruiz, ha expuesto esta tarde los objetivos del Pacto Nacional por el Agua como invitado a la Tribuna Agropecuaria que organiza el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Castilla y León y Cantabria, y que ha contado con la presencia de su decano, Manuel Betegón Baeza.

Según ha señalado el presidente, el Pacto Nacional por el Agua recogerá las propuestas técnicas para hacer un uso más eficaz, solidario e integrado de los recursos existentes. En el ámbito de la demarcación del Duero, Diego Ruiz ha indicado que durante los meses de octubre y noviembre ha mantenido más de una decena de reuniones con los diversos usuarios, como regantes, organizaciones profesionales agrarias, ayuntamientos, sindicatos, patronal, empresas del sector hidroeléctrico, administraciones públicas y otras entidades, para que presenten sus sugerencias.

Las reuniones se suman así a las mantenidas este verano desde la Dirección General del Agua con las Comunidades Autónomas, para involucrar en este Pacto Nacional a todos los sectores y agentes implicados en la gestión del agua en las distintas cuencas españolas con el fin de lograr una gestión más eficaz y solidaria de los recursos hídricos. Este futuro acuerdo se centrará en cuatro grandes capítulos: la atención de déficits, el cumplimiento de los objetivos ambientales fijados en los planes hidrológicos, la puesta en marcha de los planes de gestión de riesgos de inundación y otra serie de medidas en materia de gobernanza del agua.

Revisión

Por otro lado, el presidente de la CHD se ha referido a la inminente revisión del Plan Especial de Sequía en esta cuenca, un proceso encaminado a potenciar el vigente sistema de indicadores para diferenciar con claridad las situaciones de sequía hidrológica de las de escasez, mejorar las medidas coyunturales para mitigar sus efectos, así como los mecanismos institucionales y participativos pertinentes para la activación y desactivación de las medidas contenidas en los planes.

Las propuestas que se reciban a lo largo de los próximos tres meses serán estudiadas por los correspondientes organismos de cuenca, quienes, una vez concluido el proceso, deberán preparar un informe específico de valoración explicando las razones de la estimación o desestimación de todas las alegaciones recibidas. Paralelamente a esta revisión, el Ministerio, a través de las distintas Confederaciones Hidrográficas, ha recordado a los ayuntamientos y mancomunidades de más de 20.000 habitantes la necesidad de que revisen o redacten sus propios planes de sequía, tal como establece el Plan Hidrológico Nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos