Respiro para las ciudades de Castilla y León: más de 80 millones del superávit de 2017 para inversiones y reducir deuda

Ayuntamiento de Burgos, el que cuenta con más fondos por el superávit de sus cuentas. /Wikipedia
Ayuntamiento de Burgos, el que cuenta con más fondos por el superávit de sus cuentas. / Wikipedia

Burgos y Valladolid son las que contarán con mayores fondos, más de 20 millones, mientras que los ayuntamientos de Soria y Ávila apenas alcanzan los dos

El Norte
EL NORTEValladolid

Los ayuntamientos de las capitales de provincia de Castilla y León dispondrán en los próximos meses de partidas presupuestarias que suman 80 millones de euros para inversiones en infraestructuras sostenibles o para reducir su deuda, partida procedente del superávit presupuestario del año pasado, según informaron a la agencia Ical fuentes de los consistorios. Esta inyección de fondos será posible después de que el Congreso de los Diputados convalidara el pasado jueves el decreto que permite a los ayuntamientos utilizar este superávit en inversiones financieramente sostenibles.

Burgos, con 27,7 millones de euros y Valladolid, con más de 23 millones son los ayuntamientos que cuentan con mayor cuantía presupuestaria para invertir, frente a los de Ávila y Soria, con 1,8 millones, que son los que tendrán menor margen de maniobra en la materia. Estos fondos se destinarán mayoritariamente a infraestructuras en las ciudades, pero algunos consistorios, como el de Burgos, dedicarán una parte -en este caso 8 millones- a reducir la deuda municipal.

La excepción en Castilla y León se encuentra en el Ayuntamiento de León, que no se ve afectado por esta decisión, dado que la norma no permite invertir en remanente de tesorería a los municipios que exceden el cien por cien del ratio de deuda sobre los ingresos corrientes. Según explicó a Ical el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de León, Agustín Rajoy, la capital leonesa se encuentra en torno al 155 por ciento en dicho ratio, con lo que la medida del Gobierno no le afecta, y el remanente de tesorería para gastos generales, que asciende a 7,5 millones de euros, se destinará «sí o sí» al pago de deuda.

El Ayuntamiento de Burgos, que es el que cuenta con una mayor disponibilidad, con un total de 27,7 millones de euros, destinará esta cuantía al pago de parte de la deuda, compromisos presupuestarios e inversiones sostenibles. En concreto, según fuentes municipales, 12 millones de euros se han comprometido para sufragar gastos plurianuales y proyectos del pasado ejercicio, como es el caso de las obras de remodelación de 'El Plantío', el graderío de San Amaro, la avenida Cajacírculo y el puente de Las Rebolledas, principalmente.

Otros ocho millones irán destinados a sufragar la deuda municipal, de los que cuatro se emplearán en compromisos con el Consorcio del polígono industrial de Villalonquéjar. Los siete millones de euros aún restantes se utilizarán en inversiones sostenibles, aspecto en el que se contemplan compromisos ya adquiridos por el equipo de Gobierno con el PSOE.

En el caso de Valladolid se está definiendo el uso del superávit, que ronda los 23,5 millones de euros, aunque no se conoce todavía si podría invertirse íntegramente, algo que está estudiando el interventor municipal. El concejal de Hacienda, Función Pública y Promoción Económica, Antonio Gato, explicó que todavía hay que decidir la cuantía final porque «no todo es para inversiones financieramente sostenibles«.

Mientras tanto, las diferentes concejalías del Ayuntamiento de Valladolid están presentando sus propuestas de inversión para, una vez que se tengan todas y también la cuantía definitiva que se podrá invertir del superávit, determinar los fines a los que se destina. De cualquier forma, Gato aludió a una serie de «prioridades« en las que se podrá actuar con este dinero, como son la obra de acceso al parking de la plaza Mayor, la adquisición de algún nuevo autobús de Auvasa en el proceso de renovación de la flota y algún vehículo de limpieza.

Salamanca dispondrá de 10,7 millones de euros que está previsto que puedan emplearse en inversiones para dotaciones en la ciudad. En concreto, según explicaron fuentes municipales a Ical, se pretenden sufragar algunas partidas ya previstas en el presupuesto del Ayuntamiento charro de este año, que fue aprobado el pasado 5 de abril, entre las que se incluyen inversiones en seguridad vial, actuaciones en parques y jardines vinculadas a los presupuestos participativos, y obras para la renovación de redes municipales, así como la parte correspondiente al Consistorio para la construcción del vial de acceso al nuevo hospital de Salamanca, que conectará el paseo de San Vicente como la avenida Doctor Ramos del Manzano bajo el nombre de paseo de la Transición Española, y cuya cuantía completará la Junta de Castilla y León.

El Ayuntamiento de Zamora dispone de cerca de diez millones de euros de remanente, aunque no podrá superar en el capítulo de inversiones sostenibles la cifra de 5,9 millones por lo que el alcalde, Francisco Guarido, considera que el decreto del Gobierno «nos afecta poco porque tenemos más dinero que posibilidades de realizar inversiones sostenibles« según los límites prescritos. «Prácticamente la mitad de las inversiones no son sostenibles, pero tenemos dinero y es absolutamente legal», añadió.

En las inversiones sostenibles, el Ayuntamiento de Zamora destinará dos millones a alumbrado público para cambiar a tecnología led, más otros 300.000 euros en ese apartado para instalaciones municipales como el pabellón 'Ángel Nieto' y la Ciudad Deportiva, entre otras. Además, un millón se invertirá en asfaltado; 300.000 euros, en el cambio de tuberías de fibrocemento; otros 300.000 en tuberías de saneamiento, y se incorporará el pavimento del Puente de Piedra. «Es una inversión compleja porque necesita informes de la Comisión de Patrimonio. Ya tenemos uno favorable con algunas prescripciones, pero espero que quede totalmente habilitada para poderla ejecutar de aquí a final de año«, señaló Guarido Viñuela.

El excedente en el caso del Ayuntamiento de Palencia alcanzó los 3,4 millones de euros a pesar de quedarse tan solo a poco más de 37.000 euros del techo de gasto máximo establecido por el Gobierno central, lo que constata, de nuevo «que los documentos presupuestarios elaborados se ajustan fielmente a la realidad de ingresos y gastos, y que su nivel de ejecución se sitúa muy cerca del cien por cien», indicó el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco.

Alrededor de dos millones

Los remanentes de tesorería del Ayuntamiento de Segovia ascienden a 2,3 millones de euros que se destinarán, según la alcaldesa de la capital segoviana, Clara Luquero, a «atender necesidades prioritarias para la ciudad», y avanzó el desarrollo de un ambicioso plan de asfaltado que será «el más importante de los últimos años» con una inversión de 600.000 euros, a lo que se suman otros 200.000 euros que lleva aparejado este plan para la renovación de redes de abastecimiento.

En segundo lugar, por importe de algo más de un millón de euros se presentarán una serie de proyectos ante el Consejo Municipal de Participación Ciudadana para que los colectivos vecinales decidan en qué se invierte esa cantidad y atender las necesidades de la ciudad. Unas propuestas realizadas «desde la sensatez» por parte de quienes gobiernan la ciudad y los técnicos, remarcó Luquero, como acometer obras en la céntrica avenida Padre Claret, extender el proyecto de renovación integral del eje de las calles San Juan-San Agustín al siguiente tramo, a partir de la sede de la Diputación Provincial, y actuaciones en los polígonos industriales.

La alcaldesa de Segovia explicó que estas inversiones empezarán ejecutarse lo antes posible, pero antes hay un trabajo interno de reuniones y decisiones en el seno del Consejo de Participación Ciudadana para luego encargar los proyectos que irán encaminados a la mejora de las vías públicas y la renovación de las redes de abastecimiento.

El resto de ayuntamientos de Castilla y León acumularon el año pasado un superávit inferior a los dos millones de euros. En concreto, el excedente ascendió a 1,8 millones de euros en los casos de las ciudades de Ávila y Soria. Sin embargo, en la primera de ellas, apenas 250.000 euros se destinarán a inversiones, ya que el resto servirá para el pago a proveedores y horas extras a los empleados municipales. Está previsto que entre esas inversiones se acometan obras de pavimentación de calles, deterioradas como consecuecia de los temporales de nieve que han afectado a la ciudad durante el invierno.

En el caso de Soria, la ciudad contará con 1,8 millones de euros de excedente para poder mejorar las diferentes infraestructuras de la ciudad. En concreto, está previsto actuar, con 400.000 euros, en Las Concepciones, así como en la mejora de la muralla en pavimentación o en el avance en la tercera fase del San Andrés, explicó el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Soria, Javier Muñoz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos