«Reclamamos mayor accesibilidad en igualdad de condiciones en todos los ámbitos de la vida»

Luis Miguel Jiménez, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León. /El Norte
Luis Miguel Jiménez, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León. / El Norte
Luis Miguel Jiménez Fernández. Presidente

Denuncia la carencia de los intérpretes de lengua de signos en los servicios de urgencias médicas y en la educación

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

La Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León (FASPCL), creada en 1982, agrupa a diez asociaciones de la comunidad. En un primer momento, estas entidades se crearon como un lugar de encuentro de personas sordas, que podían interactuar entre ellas usando la lengua de signos. En la actualidad, la Federación y las asociaciones trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas sordas en todos los ámbitos. Según los últimos datos, en Castilla y León hay 12.182 personas con discapacidad auditiva.

-¿Cuáles son los objetivos con los que trabaja la Federación?

-Los objetivos principales son representar a nivel autonómico a los miembros asociados y coordinar su actuación para mejorar la calidad de vida de las personas sordas, personas sordociegas y de sus familias. También promover y cooperar para conseguir un marco legal que permita la plena igualdad y participación social de las personas sordas y para desarrollar reglamentariamente y poner en práctica la ley por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y se regulan los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas en Castilla y León.

-¿Qué programas y actividades realiza la entidad?

-Los servicios están centrados en atender tanto a las personas que tienen una discapacidad auditiva como a sus familiares. La Federación cuenta con servicio de intérpretes de lengua de signos de vida diaria. A través de esta figura se facilita la autonomía de las personas sordas, que participan en la sociedad en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía. También tenemos servicio de atención al entorno de las personas sordas para la integración sociofamiliar. Es un profesional que facilita la integración y el cambio que se da cuando llega un miembro sordo a la familia. Tenemos un servicio de video-asistencia para personas sordas, que es una modalidad de teleasistencia que requiere del uso de videollamadas para las entrevistas y el seguimiento de los usuarios. Contamos además con servicio de empleo, formación no reglada de la lengua de signos española, programa de voluntariado, asistencia personal y anualmente se organizan diversas jornadas y encuentros.

-¿Qué necesidades tienen las personas sordas de Castilla y León?

-Desde la Federación reclamamos mayor accesibilidad en igualdad de condiciones en todos los ámbitos de la vida como la sanidad, la educación y el empleo, especialmente para las personas sordas mayores que no cuentan con una atención especializada en ningún centro que cubra sus necesidades, a lo que se añade el aislamiento social que sufren por esa doble casuística. La falta de acceso a la educación en igualdad de condiciones es la principal causa de la falta de salida al mercado laboral de las personas sordas. Actualmente, no se cubre el 100% de las horas lectivas con intérprete de lengua de signos, lo cual provoca una carencia educativa e imposibilita el acceso a formación post obligatoria. El acceso a Bachiller, ciclos formativos y a la universidad queda limitado al presupuesto. De este modo, se limita el acceso del colectivo a puestos cualificados. Así es en el caso de la formación reglada.

-¿Qué demandaría a las administraciones?

-Detectamos carencias en la falta de intérpretes de lengua de signos en todos los ámbitos, especialmente en los servicios de urgencias médicas y educación, ya que muchos niños sordos usuarios de la lengua de signos no cuentan con intérprete de lengua de signos durante la jornada completa. Por otro lado, faltan profesionales que conozcan la lengua de signos y la comunidad sorda, educadores sordos en las escuelas, así como en las asociaciones de sordos para que ayuden a la integración del colectivo normalizando su participación social. Además de carencias en el subtitulado, falta de puntos de información en lengua de signos y un largo etcétera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos